Tu Tiempo con el Número Uno. 3ra Temporada, 25 Enero,  allá arriba en aquel alto….

Mateo 5:13-14 NVI

Ustedes son la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve insípida, ¿cómo recobrará su sabor? Ya no sirve para nada, sino para que la gente la deseche y la pisotee. [14] Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse.

Señor, tu eres la luz de cada nuevo amanecer, y has venido a nosotros para llenarnos de tu luz…en medio de lo que somos, frágiles como una vasija de barro, tu sigues siendo el alfarero y somos hechura de tus manos, para darnos vida cada vez que esa vasija de barro se rompe….

tu eres la luz que alumbra en las naciones y en cada ser humano, pues tu eres el dador de la vida….sin ti no podría existir el aliento de vida, ese que tu Santo Espíritu, solo puede soplar, allá arriba en aquel alto donde solo habitas tu….y es hermoso pensar que tu dices que somos la sal y la luz del mundo y que como sal y luz, no debemos opacarnos por nada ni por nadie, pues en ti tenemos la vida eterna y la abundancia de alegría, dicha, seguridad y paz que solo provienen de ti….

Vamos a orar…

Señor, tu eres la luz que  brilla entre nosotros con la ternura de tu Santo Espíritu y por eso te pido que alumbres en medio de mi oscuridad….de mi necesidad y de mis dudas….te necesito Señor….gracias por reavivar mi vida….acepto que soy sal y luz y como tal te pido que me ayudes a mantenerme en ese lugar alto que tu me has dado para vivir la vida tranquila que tu planeaste para mi….en el nombre de Jesús te lo pido. amen…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *