2 Corintios 12:9 NVI

pero él me dijo: «Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad». Por lo tanto, gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo.

Por fin, nos encontramos de nuevo con la palabra de Dios que nos refresca la memoria y nos llama de nuevo a no hacer alarde de lo fuertes que somos y de lo capaces que somos en nuestra propia valía, sino mas bien como lo dice el verso, Dios nos invita a reconocer que fallamos y que la debilidad viene a nuestra vida mas de lo que nos imaginamos..

A muchos de nosotros nos cuesta trabajo reconocer que estamos pasando por un momento de debilidad y queremos a como de lugar mostrar fuerza donde no la hay y estabilidad donde hay arenas movedizas…. y la verdad el verso nos alienta a reconocer que necesitamos la gracia de Dios para salir adelante, pues el poder de Dios solo se puede manifestar y perfeccionarse cuando reconocemos delante de El que necesitamos un cambio, nuevas fuerzas, aliento, dirección y sobre todo que El intervenga definitivamente en nuestras vidas, pues teniendo a Jesús en la ecuación de la vida, todas las cosas a nuestro alrededor estarán mucho mejor.

vamos a orar….

Señor, hoy reconozco que solo me basta con tu gracia y tu perdón, en medio de mi debilidad te pido que vengas a mi vida y me des dirección en donde yo solo no he podido encontrarla, hoy acepto gustosamente reconocer que he fallado y que no he tomado las mejores decisiones, pues quiero que en medio de mi debilidad tu obres tu perfecta voluntad y de una vez por todas me permitas hacer mi vida a tu manera y no a la mía, en el nombre de Jesús, amen.

Zacarías 7:11 NTV “Sus antepasados se negaron a escuchar este mensaje. Volvieron la espalda tercamente y se taparon los oídos para no oír… 

Que difícil es aceptar que hemos sido tercos y que en muchos casos no escuchamos lo que nos dijeron, en unos casos los papás, cuando quisieron alertarnos sobre algo, un peligro, un viaje, una decisión y fuimos tercos o algunas otras personas que se negaron a escuchar a su esposa o su esposo, cuando quisieron alertarlos de lo que estaba sucediendo… en muchas ocasiones no hemos escuchado y nos hemos negado a escuchar, que en este caso viene cargado de rebeldía y ceguera…

Hoy muchas personas viven el resultado de ese “me negué a escuchar” y ahora mi vida es diferente, “me negué a escuchar” y ya no tengo las mismas oportunidades, “me negué a escuchar” y ahora debo pagar las consecuencias de mis decisiones….  “me negué a escuchar”, lo se, “me negué a escuchar” y así como lo hice con esas personas que tanto me amaban, también he sido obstinado y  “me negué a escuchar” la voz de Dios….

Como lo dice el verso…sus antepasados se negaron a escuchar este mensaje y volvieron la espalda tercamente y se taparon los oídos para no oír….. que triste y difícil es ver esta radiografía espiritual de nosotros mismos en la palabra de Dios…pero es la verdad, hemos volteado la espalda y con terquedad nos hemos negado a escuchar a Dios… cualquier parecido con la realidad, no es coincidencia….

Termina diciendo el verso que el corazón se nos endureció como la piedra para no oír las instrucciones ni los mensajes del Señor, que nos había enviado por medio de su Santo Espíritu para nuestra libertad… y tengo que decirlo otra vez…perdón Señor, “me negué a escuchar”

Vamos a orar…

Perdóname Señor, pues solo tu sabes lo terco y engreído que he sido al negarme a escuchar ti voz y tu consejo… “me negué a escuchar” tu voz, “me negué a escuchar” a mi mamá, “me negué a escuchar” a mis hermanos que me aconsejaron tantas veces, “me negué a escuchar” a mi esposa, “me negué a escuchar” a mis hijos, “me negué a escuchar” las alertas y avisos que me enviabas todo el tiempo y ahora me encuentro haciendo conciencia de las mil y un millón de maneras que te habías ingeniado para hablarme y yo simplemente  “me negué a escuchar”…te pido perdón Señor y decido volver a ti y abrir mis oídos para escucharte y mi entendimiento para conocerte. En el nombre de Jesús, amen.

Isaías 26:3 ¡Tu guardarás en perfecta paz a todos los que confían en ti; a todos los que concentran en ti sus pensamientos!

Cuando tenemos problemas es fácil sentirnos abrumados y es en ese momento cuando nos preguntamos ¿cómo me paso esto? ¿ahora que voy a hacer?¿cómo voy a salir de esto? Y la verdad es que cuanto mas giremos en torno a nuestras circunstancias, mas nos vamos a hundir y a preocupar.

Por eso en momentos de debilidad, precipitación, ira, intenso dolor o intensa frustración, debemos enfocarnos en la grandeza de Dios y buscar en El, el reposo y descanso que solo el mejor maestro nos puede dar…

Como lo dice el verso, solo tu guardas en perfecta paz a todos los que confían en ti, y yo decido confiar en ti y no en mis propias fuerzas, y además sigue diciendo, a todos los que concentran en ti sus pensamientos, y eso si que resulta difícil para la mayoría de las personas…concentrar en Jesús nuestros pensamientos..

Por eso en este día, si lo quieres hacer un día felíz y un día de descanso, la rutina monótona que sueles hacer, se puede transformar en un nuevo propósito y un nuevo plan, si buscas leer la palabra y sorprenderte con la maravillosa conversación que solo Dios te puede hacer.

Vamos a orar..

Gracias Señor  por darme el descanso que necesito…en medio de mi carrera, hoy decido parar y mirarte a ti, sin compararme, sin ambicionar mas de lo que tengo y me has dado, con alegría, contento , agradecido y confiado de que estas obrando tu prefecta voluntad en mi vida, te entrego todo lo que me cansa y me preocupa, pues estoy seguro que solo tu puedes transformar mi incapacidad en acciones que cambien completamente mi manera de pensar y de hacer…y todo esto te lo pido, agradecido y confiado, en el nombre de Jesús, amen.

Job 6:29 NTV 

Dejen de suponer que soy culpable, porque no he hecho nada malo.

El caso de Job, como todos sabemos, es de aquellos que en la biblia nos enseña muchas lecciones y entre todas ellas, para este caso, hay una que sale a la luz y que nos deja ver, lo fariseos que somos, cuando se trata de juzgar y de enjuiciar y sancionar y opinar sobre lo que le pasa a las personas a nuestro alrededor…

En este caso, los “amigos” de Job, en medio de la gran catástrofe que le ocurría, no hicieron más que declararlo culpable y además de ello no dejaron de suponer que algo malo había detrás de lo que le estaba sucediendo..

Y esta es una de las características principales de los fariseos, que por cierto significa hipócrita, doble, lleno de apariencias, posiblemente de conductas aduladoras y cortesanas y desde luego de poco fiar.. ; estos amigos de Job, solo lograron ser acusadores en todo el sentido de la palabra, cuando su amigo más lo necesitaba..

Yo creo que cuando hemos fallado tanto y nos hemos equivocado más, lo único que sale de nuestra boca pidiendo misericordia y compasión es un “por favor no me Juzgues” por favor no me recrimines, ni me ataques, ni mucho menos me condenes o me saques de tu vida.. porque así me haya equivocado o haya hecho algo malo, la justicia que merezco es la de Dios y no la tuya.. como lo dice el verso.. (Job 6:29 NTV) Dejen de suponer que soy culpable, porque no he hecho nada malo.

Vamos a orar 

Amado Dios, solo te pido que me perdones por juzgar, señalar y considerar que en medio de lo que le pasa a las personas que amo o que conozco puedo obrar como juez, pues solo tú sabes que cuando he fallado, tú haz venido a mi orilla y me has dado un nuevo nombre de perdonado, renovado y habilitado de nuevo para seguir viviendo.. te ruego que no me permitas excluir a nadie, ni juzgar, ni señalar, ni condenar ni mucho menos con hálitos de suficiencia pensar que soy mejor.. enséñame Señor, pues quiero parecerme a ti y vivir más bien lleno de compasión, ternura y amor, en el lugar que siempre se necesite.. en el nombre de Jesús, amén.

Romanos 1:21 A pesar de haber conocido a Dios, no lo glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se extraviaron en sus inútiles razonamientos, y se les oscureció su insensato corazón. 

Como lo dice le verso, y por eso nos podemos dar cuenta de la importancia de estudiar la palabra de Dios entre líneas, es que a pesar de haber conocido a Dios, las personas no quisieron adorarlo como Dios, ni darle gracias y además de ello, comenzaron a inventar ideas necias sobre Dios…. Y así nos pasa a muchos cristianos en esta época y a muchos “creyentes” a pesar de conocer a Dios, no buscamos maneras de adorarle ni mucho menos de darle gracias y mas bien en cambio, lo que hacemos son construcciones propias de Dios a nuestro acomodo y eso significa que ahí donde fallamos y donde no podemos adorarle ni darle gracias ni cumplir su voluntad, vienen las excusas, las maneras de interpretar su palabra y una vida licenciosa. 

A la luz de este verso solo nos podemos dar cuenta que cuando nos hacemos ideas necias y oportunistas sobre Dios, el resultado de ello es tener nuestra mente llena de oscuridad, pues donde no está la luz de Jesús, siempre habrá oscuridad y aparte de ello, terminamos llenos de confusión y eso significa, sin saber que hacer ni para donde coger..

Vamos a orar..

Amado Dios, te pido perdón por hacer acomodos de tu palabra y por aprovecharme de tu bondad y gracia, pues no hago mas que venderme excusas a mi mismo, que me den licencia para pecar y para alejarme de ti…perdóname Señor, pues no quiero tener mi mente en oscuridad y confusión….hoy reconozco que tu eres mi luz y mi guía, mi sustento y mi libertador en medio de mi terquedad y mi rebeldía…hoy me someto a ti y me rindo Señor pues solo tu me puedes cambiar y sacar de mi toda excusa y mentira que no me ayude a vivir haciendo tu voluntad… y todo esto te lo pido, agradecido y confiado, en el nombre de Jesús, amen.  

1 Pedro 4:8 Sobre todo, ámense los unos a los otros profundamente, porque el amor cubre multitud de pecados. 

En medio de las escenas de la vida, muchos de nosotros fallamos, fallamos y fallamos y a veces no dejamos de fallar y de embarrarla y de trastabillar por una cosa o por la otra…parece que a cada uno de nosotros nos fue asignada una manera constante de fallar, porque podemos decir, la mayoría de los casos yo caigo, si me permito tal cosa o si hago tal otra y es porque cada uno de nosotros también sabe muy bien cual es su talón de Aquiles y aquello que se vuelve como Criptonita para nosotros, pues en realidad logra debilitarnos y alejarnos de ser las personas que Dios diseñó para que fuéramos..

En una de las escenas de la película, la reina Ada, le pide a su hija la princesa Honey Bee que le muestre el palacio al capitán avispa, y en medio del vuelo, ella le dice que aun falla en muchas de sus acrobacias, a lo cual responde el capitán avispa diciéndole…tranquila…mi padre me ha enseñado que el amor cubre multitud de faltas, y eso es lo que nos dice el verso de hoy en la voz de Pedro, (1 Pedro 4:8) “Sobre todo, ámense los unos a los otros profundamente, porque el amor cubre multitud de pecados.” 

Y la verdad es que todos nosotros debemos entender que si hay amor, ese amor que decimos tener nos debe ayudar a practicar, que significa mas allá que entender, que si amamos, debemos cubrir las faltas de esas personas que amamos, lo cual no significa esconder, ni mucho menos alcahuetear, sino mas bien como lo dice el verso, cubrirlos con el amor que Dios nos ha dado, para no avergonzarlos, sino también para hacerles entender que a pesar de las fallas, hay un amor incondicional que todo lo puede, que todo lo sabe, que todo lo perdona y que todo lo ha dado por nosotros…y ese es el amor de Jesús. 

Por eso, cada vez que tengamos un reclamo, una inconformidad, un desacuerdo que nos quiera llevar a juzgar y a exagerar las faltas de los demás, solo recordemos el verso que nos dice  (1 Pedro 4:8) Sobre todo, ámense los unos a los otros profundamente, porque el amor cubre multitud de pecados. 

Vamos a orar…

Amado Dios, cuanto te amo y te necesito y cuanto me hace falta poner en práctica tu bendita palabra que no hace mas que recordarme que necesito amar, acompañar, abrazar y administrar lo que tu me has dado para mi provecho y el de los demás…no me permitas caer en la tentación de arremeter o de juzgar o de resaltar las fallas de los demás, pues la verdad lo único que has hecho con las mías es pasarlas por alto y amarme , abrazarme y alentarme en medio de mi debilidad para que a su debido tiempo y cuando sea tu voluntad yo las pueda cambiar…me entrego a ti y dispongo mi mente, mi corazón y mi voluntad para adherirme a ti y seguir siendo completamente tuyo, en el nombre de Jesús, amen.

Efesios 4:25 Por lo tanto, dejando la mentira, hable cada uno a su prójimo con la verdad, porque todos somos miembros de un mismo cuerpo.

Esta mañana me enteré que pronto se inaugura la película de Juan Luis Guerra llamada “Capitán Avispa” cuyo lema es “Capitán avispa, fuerte y valiente, nunca miente”… y que bueno que todos nosotros como parte de la vida, pudiéramos adoptar este lema, que desde luego es un mensaje bíblico que en repetidas ocasiones la biblia menciona, pues sabemos bien que el diablo es el padre de la mentira y que si mentimos, lo que estamos haciendo es actuar como emisarios del padre de la mentira y no precisamente del padre que esta en los cielos.

Una cualidad y mas que ello una premisa de vida que debería prevalecer en cada uno de nosotros es la verdad, pues si hablamos con la verdad y vivimos con la verdad, seguramente todas las cosas a nuestro alrededor estarán perfectas…

En la película se sabe que el capitán avispa, pierde su poder si miente y eso mismo nos pasa a nosotros cuando lo hacemos, perdemos el poder, la credibilidad, la confianza, el valor, perdemos lo mas preciado de nuestra vidas que es una vida verdadera y llena de verdad para Dios, pues si algo debemos saber es que al único que no le podemos mentir porque lo sabe todo es a Dios.

La ecuación debería ser, si tengo a Jesús, no miento, no engaño, no soy doble, no digo verdades a medias, ni mucho menos oculto la verdad, pues si algo debe salir a la  luz siempre es la verdad, pues Dios es el padre de la verdad….

Así que de ahora en adelante que bueno que como niños podamos dejar atrás la mentira y todo lo que ella conlleva, para por fin levantar un altar en el corazón y en lo profundo de nuestro ser lleno de verdad para Dios y para todos los que nos rodean.

Vamos a orar…

Amado Dios, solo tu sabes que miento y que me engaño a mi mismo cuando lo hago, y además de ello sabes lo mal que me siento y la vergüenza que me invade cuando miento…yo te pido perdón por mi falta de verdad y te ruego que hagas de mi una persona coherente llena de verdad y que si digo que te tengo a ti, mi vida este completamente llena de verdad. Rechazo la mentira y todo lo que viene detrás de ella en mi vida y me entrego a ti dispuesto a sellar mi vida con la verdad de tu Santo Espíritu y con una vida llena de verdad…quiero agradarte señor todos los días de mi vida y que cuando veas mi vida encuentres algo verdadero.

1 Corintios 2:14 NTV pero los que no son espirituales no pueden recibir esas verdades de parte del Espíritu de Dios. Todo les suena ridículo y no pueden entenderlo, porque solo los que son espirituales pueden entender lo que el Espíritu quiere decir.

Los que no son cristianos, y también muchos que dicen serlo, en la mayoría de los casos  no pueden entender las verdades espirituales ni el concepto de que el Espíritu de Dios vive en los creyentes; y eso se nota cuando vemos «creyentes» tomando decisiones y apostando al azar, lo que sin duda alguna solo le corresponde decidir a Dios y dejárselo a su autoridad.. 

Por eso no podemos esperar que la mayoría de la gente apruebe o entienda siquiera su decisión de seguir a Cristo, pues para muchos eso les puede parecer una tontería. y funciona de la misma manera como un desafinado no puede cantar en la escala que se le acompaña, ni puede entender el tiempo ni la melodía, el que rechaza a Dios no puede entender las verdades del Espíritu de Dios, y por eso no puede escuchar la voz de Dios.

Finalmente como lo dice el verso, «Todo les suena ridículo y no pueden entenderlo, porque solo los que son espirituales pueden entender lo que el Espíritu quiere decir.

vamos a orar…

Perdóname Señor, pues a veces y mas bien en la mayoría de los casos cuestiono muchas cosas de tu palabra…perdóname por mi ignorancia y mi arrogancia que me conducen a tomar decisiones que no te agradan…hoy decido entregarme a ti y conocerte mas, pues no quiero alejarme de ti ni mucho menos llegar a ser una persona que solo de labios para afuera profese tu nombre, y todo esto te lo pido, agradecido y confiado de que estas obrando tu perfecta voluntad en mi vida, en el nombre de Jesús, amen.

Efesios 4:17 NTV

Con la autoridad del Señor digo lo siguiente: ya no vivan como los que no conocen a Dios, porque ellos están irremediablemente confundidos.

Todo el tiempo vemos a los papas y a los profesores quejarse y preguntarnos ¿por qué nuestros hijos están tan dispersos, y tan inmersos en esta cultura que los tiene como embobados y en la mayoría de los casos dependientes de la aprobación?, y ¿otros victimas de la inseguridad que les generan las mismas redes?, y entonces no sabemos que hacer en medio de tanta confusión e indefensión a la hora de establecer pautas de crianza con los hijos,  que nos permita blindar nuestras familias de tantos ataques y de tantas influencias que definitivamente no queremos para ellos.

Por eso, creo que la pregunta no es ¿qué están viendo ellos y en que andarán?, sino mas bien, ¿qué estamos viendo nosotros como papás, y que modelo están viendo ellos en nosotros, digno de imitar para que se sientan firmes y estables?…, pues si como papás no hacemos mas que dar un mensaje ambiguo a nuestros hijos con lo que escuchamos, vemos, hablamos y decidimos, pues hi es donde radica el problema de la soledad, el abandono y el espejo que ellos ven como lo que deben ser y hacer.. 

Por eso hoy nos podemos preguntar ¿Son mis conversaciones dignas de imitar por mis hijos?, ¿son mis tiempos en el celular dignos de imitar por mis hijos, así esté “trabajando”?¿Son mis tiempos privados en las redes dignos de imitar por mis hijos? O las conversaciones con mis amigos dignas de imitar por mis hijos?, Son acaso mis fines de semana y las cosas que pienso y hago dignas de imitar por mis hijos?

Y como lo dice el verso de hoy, en la voz de pablo, a veces estamos viviendo como si no conociéramos de Dios y sus maneras perfectas de guardar el hogar, la unidad familiar, y nuestros hijos….y por esta razón, andamos irremediablemente confundidos.

“(Efesios 4:17 NTV) Con la autoridad del Señor digo lo siguiente: ya no vivan como los que no conocen a Dios, porque ellos están irremediablemente confundidos.”

Vamos a orar…

Perdóname Señor porque hoy puedo reconocer que si mis hijos están lejos de ti es porque yo mismo lo estoy y que si mis hijos los veo rebeldes, perdidos y absortos en sus pequeños mundos cibernéticos es porque yo mismo ando perdido en ellos…yo se que todo lo que hago, pienso, veo y practico en mi vida no es dingo de imitar por mis hijos y por eso te pido que me enseñes a vivir como tú y a renunciar a todo aquello que trae división y destrucción para mi familia y mi hogar…te pido perdón Señor, pues lo que veo de mis hijos, es el reflejo de lo que soy como papá y mamá.. hoy decido cambiar todo aquello que no proteja a mis hijos, ni considere seguridad para ellos y para mi familia, y me someto a ti completamente, en el nombre de Jesús. Amen.

Daniel 3:19 NTV

Entonces Nabucodonosor se enfureció tanto con Sadrac, Mesac y Abed-nego que el rostro se le desfiguró a causa de la ira. Mandó calentar el horno siete veces más de lo habitual.

Yo creo que todos nosotros conocemos personas reactivas, de esas que suelen experimentar emociones realmente intensas a veces volviéndose muy explosivos; y a decir verdad, estas personas solo parecen enfocarse en lo que perciben que está mal y no pueden mirar lo bueno.

Posiblemente estas personas pueden violar los limites personales de los demás y seguramente tratando de imponerse, de lastimar y obstaculizar las relaciones de otras personas, lo único que pueden lograr con sus reacciones desmedidas es una comunicación violenta e impulsiva que con seguridad los demás van a comenzar a rechazar.

Y en este momento hay que tener mucho cuidado, pues las personas reactivas normalmente no se dan cuenta de que lo son, así que si este mensaje te describe mas o menos o un poquito, puedes considerar que eres una de esas personas reactivas. 

Normalmente las personas reactivas se imponen en su conversación sobre los demás interrumpiendo y hablando sobre el otro tratando de protagonizar y negándose a escuchar.

En este caso el verso nos habla de Nabucodonosor, un rey que a mi modo de ver era bastante reactivo y como parte de su alboroto de protagonismo, lo único que quería era ser adulado adorado y visto todo el tiempo, por lo cual  llamó a Sadrac, Mesac y Abed-nego desfigurado de la ira para castigarlos pues se negaron a rendir alabanzas y adoración a este rey.

Cuando somos reactivos, reaccionamos de forma exagerada ante cualquier daño, insulto o desprecio percibido y ante lo mas mínimo, aun siendo bueno, las cosas a nuestro alrededor, se tornarán en desacuerdos y feos ataques personales, en otras palabras nos volvemos como un Nabucodonosor queriendo hacer nada mas que nuestra propia e impetuosa voluntad.

Vamos a orar..

Perdóname Señor por tanto ímpetu y soberbia que llena mis ojos, mi corazón y mi voluntad, perdóname por mis actitudes reactivas y llenas de violencia, aun en medio de lo buenas que son las personas a mi alrededor.. hoy me presento ante ti  y te ruego que me enseñes y me ayudes a dejar de ser una persona reactiva, pues no quiero herir a quienes mas amo ni mucho menos resultar quedándome solo,  y siendo odiado y excluido por aquellos que ya no soporten mi reactividad. y todo esto te lo pido, agradecido y confiado de que estas obrando tu perfecta voluntad en mi vida, en el nombre de Jesús, amen.

Escuchanos en tu plataforma favorita

Déjanos tu testimonio

Contacto General