PodCast

Sofonías 2:15 NVI

Ésta es la ciudad alegre que habitaba segura, la que se decía a sí misma: «Yo y nadie más.» ¡Cómo ha quedado convertida en espanto, en guarida de fieras! Todo el que pasa junto a ella se mofa y amenaza con los puños.

Que dificil es ver en las noticias, la arrogancia de los pueblos, que ostentan poder y dominio por lo que son, lo que tienen o lo que pueden hacer…muchas veces vemos alegrías que disfrazan calamidades, carnavales que esconden pobreza, inasistencia en salud, vivienda, y sustento diario….fiestas y fiestas que muestran una alegría que es pasajera y que en su momento, como lo dice Sofonías, pueden decir de si mismas…yo y nadie mas…

El relato de sofonias continua mostrando algunas características de las ciudades y las sociedades que se pagan de si mismas, como sin la necesidad De Dios..

Sofonías 3:1-5 NVI

¡Ay de la ciudad opresora, rebelde y contaminada! [2] No atiende a consejos, ni acepta *corrección. No confía en el Señor, ni se acerca a su Dios. [3] Las autoridades que están en ella son leones rugientes, sus gobernantes son lobos nocturnos que no dejan nada para la mañana. [4] Sus profetas son impertinentes, hombres traicioneros. Sus sacerdotes profanan las cosas *santas y violentan la ley. [5] Pero el Señor que está en ella es justo; no comete iniquidad. Cada mañana imparte su justicia, y no deja de hacerlo cada nuevo día, pero el inicuo no conoce la vergüenza.

Estamos llamados a quitar de nuestras vidas toda forma de opresión, rebeldía, orgullo, todo aquello que nos contamina y nos daña, como el lenguaje grosero, el doble sentido, la pornografia, las drogas y tantas cosas que nos hacen daño, dejar a un lado la impertinencia, la traición, y mas bien buscar la seguridad de la vida en Dios…no en un gobierno, ni en un sistema….

Salmos 73:25-26 NVI ¿A quién tengo en el cielo sino a ti? Si estoy contigo, ya nada quiero en la tierra. [26] Podrán desfallecer mi cuerpo y mi espíritu, pero Dios fortalece mi corazón; él es mi herencia eterna.

Señor, perdóname mi arrogancia cuando pienso o digo …yo y nadie mas… enséñame reconocer mis faltas, mi necedad y mi arrogancia…. te necesito….ven a mi vida y saca de ella todo lo que me aparte de ti…si estoy contigo ya nada quiero en la Tierra, pues tu fortaleces mi corazón, y tu eres mi herencia eterna….

Sofonías 2:3 NVI

Busquen al Señor, todos los humildes de la tierra, los que han puesto en práctica sus normas. Busquen la justicia, busquen la humildad; tal vez encontrarán refugio en el día de la ira del Señor.

La humildad es la confianza puesta apropiadamente, confianza en Dios, no en alguna otra persona o cosa. los que tienen confianza en Dios, y expresan esa confianza con humildad, pueden tener la certeza de que Dios los hallará y les dará refugio.

Así como lo dice sofonias, esperar en Dios, significa también vivir con esperanza, creyendo que el plan De Dios prevalecerá por sobre todas las cosas, pues el tiene la ruta de viaje y de vuelo de cada uno de nosotros perfectamente diseñada.

Como creyentes e hijos De Dios, no esperamos en medio de la incertidumbre, sino mas bien en confianza; y esa es la seguridad de que su plan se esta cumpliendo en nuestra vidas.

Esta esperanza no es una ilusión, de ninguna manera, sino que es una fuente de gran fortaleza y confianza.

Hebreos 6:19 NVI Tenemos como firme y segura ancla del alma una esperanza que penetra hasta detrás de la cortina del *santuario,

1 Pedro 1:7 NVI

El oro, aunque perecedero, se acrisola al fuego. Así también la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al ser acrisolada por las pruebas demostrará que es digna de aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo se revele.

Señor, gracias te doy, pues aun en medio de mi terquedad, yo estoy seguro de que tus planes prevalecerán en mi vida y tu me llevarás, me cuidarás, me resguardarás y me abrirás las puertas que necesitas sean abiertas; y me guardarás cerrando aquellas que me alejarán de ti….seguro estoy en ti….gracias por el hermoso plan de vida que diseñaste para mi…ayúdame a verlo más y a disfrutarlo más, aun en medio de la dificultad. te lo pido en el nombre de Jesus. Amen.

Proverbios 18:12 Al fracaso lo precede la soberbia humana; a los honores los precede la humildad.

Cuantas cosas no hemos logrado aun por falta de humildad….pedir un permiso, decir que no podiamos hacerlo, que no sabíamos como, rogar por una nueva oportunidad, de pronto haber reconocido nuestro error, habría sido la oportunidad para seguir adelante y no haber perdido todo aquello que el orgullo no lo permitió.

La humildad solo se aprende pasando por los pantanos del orgullo, de la pena, del miedo y de la ignorancia, pues solo en esos lugares nos podemos dar cuenta de que no nos sirvieron de nada, ni nos permitieron experimentar el amor De Dios y la alegría y paz que hubiéramos tenido si con humildad hubiéramos afrontado la situación.

La soberbia, nos aleja de la humildad, la arrogancia nos impide reconocer nuestras debilidades.

Filipenses 2:3 No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos.

Cuanta vanidad tenemos cuando no podemos reconocer nuestra incapacidad y cuanto egoísmo tenemos cuando no queremos que los otros nos enseñen y nos muestren lo que nosotros no sabemos hacer.

Solo se trata como lo dice la palabra, de considerar a los demás como superiores a nosotros mismos, pues ese, es el principio de la humildad, un verdadero servicio y preocupación por los demás.

Señor quita de mi tanto orgullo, tanta vanidad, egoísmo y sobradéz,…enséñame a reconocer mis debilidades y a tratar a los demás verdaderamente como superiores a mi mismo…quiero experimentar la humildad, que me la enseñes detalladamente y quedarme para siempre a tu lado…en la escuela De Dios….te necesito, una y otra vez te necesito….soy tuyo y te pertenezco….enséñame la humildad…en el nombre de Jesus..Amen.

Salmos 36:5 Tu amor, Señor, llega hasta los cielos; tu fidelidad alcanza las nubes.

Fidelidad….fidelidad….cuando decimos la palabra fidelidad, yo creo que todos pensamos en la fidelidad de las parejas, entre los novios y los esposos, pues la fidelidad la entendemos como le entrega única del amor hacia una persona en especial, y la fidelidad no se comparte con nadie mas, ni es múltiple, ni tampoco itinerante, osea que un día está y el otro día no.

La fidelidad es amor consagrado a, dedicado a, que piensa solo en, se alegra con y se emociona con esa persona que amamos y que nos hace sentir que somos también correspondidos y amados…

El amor De Dios por nosotros, tiene esa característica de la fidelidad, pues su amor fue tan grande que hasta la misma vida dio para el perdón de nuestros pecados y se entregó hasta el final, sin renunciar a su amor fiel e incondicional por todos nosotros.

Así debe ser la experiencia de la fidelidad en nosotros,…. incondicional….en una sola dirección, verdadera, sin engaños ni mentiras….pues todos nosotros amamos que sean fieles con nosotros.

Podemos ser infieles con el pensamiento, con el cuerpo, con el dinero, con la familia, los jefes, nosotros mismos, y considerar que ello no nos hace daño, cuando en realidad lo único que nos trae es división y sufrimiento.

Salmos 89:33 Con todo, jamás le negaré mi amor, ni mi fidelidad le faltará.

Señor enséñame a ser fiel contigo, así como tu lo eres conmigo…renuncio a toda mentira y engaño…sacame de toda infidelidad contigo, con mi esposo, esposa, con mi hogar, en mi trabajo y dame la libertad de vivir en la verdad, quiero ser fiel y que tu me enseñes a lograrlo. te lo pido en el nombre de Jesus. Amen.

Éxodo 33:19 Y el Señor le respondió: -Voy a darte pruebas de mi bondad, y te daré a conocer mi *nombre. Y verás que tengo clemencia de quien quiero tenerla, y soy compasivo con quien quiero serlo.

Si hacemos un inventario de las muestras de bondad que Dios ha tenido con nosotros, no terminaríamos nunca de hacerlo, pues somos el resultado de la suma de muchas bondades del Señor en nuestra vida.

2 Samuel 22:36 Tú me cubres con el escudo de tu *salvación; tu bondad me ha hecho prosperar.

Y ha sido la bondad De Dios, la que nos ha dado talentos para trabajar, y en este momento para recibir ese trabajo que estamos esperando, ha sido la bondad De Dios la que nos ha traído hasta aquí, la que nos ha dado la salud, el bienestar, la dicha, la confianza que necesitamos, la familia, la esposa, el esposo, los hijos, la casa, las comodidades….todo….cada situación a nuestro alrededor nos cuenta de la bondad De Dios para nosotros….

Es una dicha contemplar la bondad De Dios…pues como lo dice Filipenses 4:8 nos hace considerar todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio.

Ese es Dios, un Dios bondadoso que quiere que seamos bondadosos.

Señor moldea mi caracter, mi egoísmo, mi orgullo, mi vacio y enséñame a ser bondadoso conmigo mismo y con los demás…..solo tu me puedes enseñar y solo tu me puedes llevar a experimentar tu amor y tu bondad…te lo pido en el nombre de Jesus. Amen.

Filipenses 4:5 Que su amabilidad sea evidente a todos. El Señor está cerca.

Vivimos en una ciudad en donde la gente permanentemente es amable, cordial, confiada, sonriente, buena gente, agradables, sinceros, preocupados, desprendidos de lo material y serviciales…

La amabilidad es una condición de saber amar a otros y dejarse amar por los demás…muchas personas, aun en medio de sociedades serviciales y dispuestas para dar amor como esta, en medio de las experiencias que les ha tocado vivir, rechazan el servicio, el amor, la preocupación, y la amabilidad, como si eso les fuera a traer un cobro adicional por el servicio prestado, o también en ocasiones sintiendo desconfianza por tanta amabilidad recibida….

Otras personas, sencillamente no pueden ser amables, porque pocas veces han sido amadas de verdad o quizá se han sentido utilizadas.

Amar y dejarse amar por los demás es un aprendizaje, se aprende a amar amando y servir sirviendo y a dejarse amar, recibiendo con bondad y despojo, las muestras de cariño y amor que nos quieran dar, sin exigencias mayores de lo que nos pueden dar y nos ofrecen.

Ser amable realmente no cuesta nada y mas bien nos llena de felicidad y nos hace sentir realizados y plenos en la vida.

Gálatas 5:22 En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, *fidelidad,

Señor ayúdame a ser amable con todos, quita de mi todos esos sentimientos de división, comparación, queja, angustia, tristeza, ira y enojo que no me dejan ser amable…lléname de palabras de amor, de verdad, de union, de esperanza y enséñame a ser amable y a dejarme amar por los demás..

Salmos 37:7 Guarda silencio ante el Señor, y espera en él con paciencia; no te irrites ante el éxito de otros, de los que maquinan planes malvados.

si, si si si si…seguramente en este momento, ya empiezas a pensar en eso que te roba la paciencia….tu hermanito, tu mama, esa persona que siempre se demora para contestar tus llamadas, eso que no has podido hacer, la fila que nunca has podido soportar…cosas y cosas y cosas que nos hacen perder la paciencia…la tan anhelada y esquiva paciencia….

hummmm….paciencia, es uno de los donde del Espiritu Santo, y es un don porque cuando lo recibimos finalmente comprendemos toda su hermosura….hermosura porque nos da una sensación de placidez y descanso que nada ni nadie nos lo puede dar, solo el Espiritu Santo De Dios….hermosura porque cuando tenemos paciencia podemos ver a los demás y las cosas a nuestro alrededor, de manera diferente, Amando cada cosa que vemos en vez de odiar cada desastre que nos toca presenciar….

Lo mejor de todo es que todos pasamos por experiencias que nos ayudan a ejercitar nuestra paciencia, aun en medio del sufrimiento y la dificultad…como lo dice Romanos 12:12 Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento, perseveren en la oración.

Estamos llamados a ser dóciles en la escuela De Dios y a aprender como niños, como lo dice 2 Timoteo 3:10 Tú, en cambio, has seguido paso a paso mis enseñanzas, mi manera de vivir, mi propósito, mi fe, mi paciencia, mi amor, mi constancia….Es un aprendizaje, tranquilo, de la mano De Dios todo es posible…. y nuestro mejor regalo es que un día diremos….wauuuuu…no me molestó, no me irrité, no perdí La Paz……

Señor, gracias por ser paciente conmigo, siempre lo haces….ayudame a ser paciente como tu…a mirar lo bueno y no lo malo, a quejarme menos y a agradecer mas, a llenarme de alegría para disfrutar de los beneficios de la paciencia y de la hermosura que ella representa…te amo Dios…una vez mas te necesito y te pido que me llenes de tu verdad. te lo pido, en el nombre de Jesus.Amen.

Números 6:26 el Señor te muestre su favor y te conceda la *paz.»

Es muy común que al inicio de un nuevo año y en medio de la incertidumbre de no saber que va a pasar o que vamos a hacer, esa paz, que todos quisiéramos experimentar no llegue muy rápido.

La Paz es algo que deseamos tener siempre, pues cuando la tenemos , podemos tomar mejores desiciones, podemos pensar mucho mejor y pasar los días con alegría, seguridad y bienestar.

Hay situaciones que nos roban La Paz, como lo dice Lamentaciones 3:17 Me ha quitado la *paz; ya no recuerdo lo que es la dicha. y eso sucede porque le damos cabida a pensamientos y situaciones que en nuestras manos y bajo nuestra administración se vuelven incontrolables, pues hay cosas que solo Dios puede hacer , puede sanar y puede corregir en nuestro camino.

Así mismo, en esa búsqueda de la paz, podemos reconocer que hablar con la verdad, y reconocer lo que nos pasa, es una de esas maneras de encontrar la libertad del espíritu y desde luego esa única paz que no se compara con ninguna otra paz..

Zacarías 8:16 » » Lo que ustedes deben hacer es decirse la verdad, y juzgar en sus tribunales con la verdad y la justicia. ¡Eso trae la paz!

Señor, solo tu sabes cual es esa situación que me quita y me roba La Paz, y en este momento reconozco, que solo tu puedes traer paz a mi vida, en medio de mi dolor, en medio de mi enfermedad y en medio de las situaciones que no puedo resolver….dame de tu paz…lléname de ti, háblame Señor para que tu paz se quede conmigo… recibo tu paz, tu seguridad y tu amor en este día, en el nombre de Jesus. Amen.

Job 8:21 Pondrá de nuevo risas en tu boca, y gritos de alegría en tus labios.

La palabra alegria, aparece mas de 194 veces en la biblia, y en primer lugar es porque Dios es un Dios alegre, que le gusta que nos riamos, y que la pasemos bien, a diferencia de muchos que piensan que Dios es aburrido y regañon.

La alegría es un material muy especial para que le podamos construir un lugar a Dios en nuestro corazón….pues sin Alegría, la fe no puede respirar y la virtud no puede mostrar todas sus habilidades,…sin Alegría, las flores se marchitan y las ideas se opacan y no pueden hacerse realidad.

La alegria es un poco el combustible de la fe y el motor de nuestra relación con Dios, pues mientras haya alegría,nuestra seguridad será mayor, nuestra certeza completa y las posibilidades de que Dios nos hable y nos muestre el camino correcto a seguir mucho mas posibles.

Necesitamos alegria para poder ver mejor, Alegría para tratar mejor a los demás y amarlos con todas nuestras fuerzas, necesitamos Alegría para florecer y dar fruto en el lugar en donde nos encontremos.

Podemos encontrar alegria si estamos con Dios, aun en medio de las dificultades y los problemas o aun así en medio de una decisión que aun no ha sido resuelta.

Dios nos dará, por medio de su amor, la seguridad de estar alegres siempre.

Como lo dice su palabra en Habacuc 3:17-18 NVI Aunque la higuera no dé renuevos, ni haya frutos en las vides; aunque falle la cosecha del olivo, y los campos no produzcan alimentos; aunque en el aprisco no haya ovejas, ni ganado alguno en los establos; [18] aun así, yo me regocijaré en el Señor, ¡me alegraré en Dios, mi libertador!

Señor dame alegria, sonrisas, palabras agradables para compartir, llename de esperanza, de la esperanza de tu amor y de tu alegría desbordante, sonriente y feliz..

Hoy elijo ser una persona feliz, pues te tengo a ti en mi vida, Señor Dios Todopoderoso.

2 Pedro 1:5-7 NVI

Precisamente por eso, esfuércense por añadir a su fe, virtud; a su virtud, entendimiento; [6] al entendimiento, dominio propio; al dominio propio, constancia; a la constancia, devoción a Dios; [7] a la devoción a Dios, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.

Terminamos con uno de los materiales fundamentales para construir una casa para Dios y es el amor, material sin el cual es imposible tener fe, virtud, entendimiento, devoción a Dios, constancia y afecto fraternal…pues sin amor, nada tiene sentido.

1 Corintios 13:1-8 NVI Si hablo en *lenguas *humanas y angelicales, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que hace ruido. [2] Si tengo el don de profecía y entiendo todos los *misterios y poseo todo conocimiento, y si tengo una fe que logra trasladar montañas, pero me falta el amor, no soy nada. [3] Si reparto entre los pobres todo lo que poseo, y si entrego mi cuerpo para que lo consuman las llamas, pero no tengo amor, nada gano con eso. [4] El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. [5] No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. [6] El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad. [7] Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. [8] El amor jamás se extingue, mientras que el don de profecía cesará, el de lenguas será silenciado y el de conocimiento desaparecerá.

Esta es la verdadera cuestión y el verdadero secreto para construir una casa para Dios, amar para poder hablar el lenguaje De Dios, para poder dar, ser paciente, bondadoso, para dejar de comportarnos con rudesa, orgullo, envidia, rencor, ironía, pereza, decidia y mentira.

Esta tarea de construir una casa para Dios, implica que practiquemos todos los días de la vida el amor, para que nunca se extinga, sino que de manera permanente perdone, disculpe, crea, espere y soporte todas y cada una de las pruebas que la vida trae.

Señor, enséñame tu amor, ayúdame a entenderlo, a aplicarlo en mi vida, para ver con tus ojos, escuchar con tus oídos para abrazar con tus brazos y para encontrarte a ti en cada segundo de mi vida.

Escuchanos en tu plataforma favorita

Déjanos tu testimonio

Contacto General