Tu Tiempo con el Número Uno. 26 Octubre, Después de la tormenta…

Isaías 33:23 NVI

Tus cuerdas se han aflojado: No sostienen el mástil con firmeza ni se despliegan las velas…..

muchas veces nos podemos encontrar como lo dice este verso de Isaias, con las cuerdas que sostienen las velas del barco aflojadas y sin fuerzas, y entonces la dirección del barco comienza a tambalear y las velas no se pueden desplegar para que el viento sople y podamos seguir avanzando…

Dios mismo es quien viene y renueva las fuerzas de las cuerdas que sostienen las velas de nuestro barco y como lo dice el verso siguiente, despues de la tormenta, en Isaías 33:24 NVI «Ningún habitante dirá: «Estoy enfermo»; y se perdonará la iniquidad del pueblo que allí habita.»

puede ser dificil recomenzar, cambiar de planes y recuperar las fuerzas de las cuerdas que sostienen la vela de la vida…pero como lo dice esta palabra, Dios las renovará y se llevará toda debilidad, toda enfermedad, toda sequedad y todo pecado lo limpiara, para que el viento de sus santo espíritu pueda soplar de nuevo y el barco que esta inmovilizado se ponga otra vez en marcha…

vamos a orar…

Gracias Señor por renovar mis fuerzas y por traer animo en donde siento debilidad…eres tu mi aliento, eres tu mi fuerza….descanso en ti y dispongo mi mente, mi corazón y mi voluntad para ser guiado a tu perfecta voluntad, en el nombre de Jesús te lo pido…amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *