Tu Tiempo con el Número Uno. 24 Octubre, Metid@

Proverbios 26:17 NVI

Meterse en pleitos ajenos es como agarrar a un perro por las orejas.

hemos conocido muchas personas a lo largo de la vida, que cuando se trata de los problemas de los demás siempre tienen algo que decir o algo que opinar o en el peor de los casos algo que hacer, como tratando de buscar una solución donde no los han llamado…y no se trata de menospreciar la diligencia o la preocupación de las personas que al ver las dificultades de los demás quieren hacer algo, sino mas bien de entender que hay cambios que no dependen de nosotros, sino que son responsabilidad de quienes están en el problema y no de nosotros….

A eso se refiere esta palabra cuando dice que meterse en los pleitos ajenos es como jalarle las orejas a un perro, pues la verdad es que ahi en ese lugar no nos deberíamos meter…..y cuando nos metemos, no hacemos mas que empeorar las cosas….

lo mejor en la mayoría de los casos es entender que asi como Dios es nuestro Dios, también lo es de todas las personas y que en esos casos Dios mismo se encargará de buscar la solución que mas les conviene..

finalmente no debemos azuzar mas los problemas de los demás, ni ponernos a murmurar y conversar con todo el mundo sobre los problemas de los demás, sino mas bien, interceder, orar, aplicar verdaderamente la palabra De Dios y creer que solo Dios traerá la mejor solución, que es la tarea principal a la cual estamos llamados….a creer, orar, e interceder.

Vamos a orar..

Señor, perdoname por tantas veces en las que solo me meto en los problemas de los demas y no hago lo que verdaderamente debo hacer…perdon por considerar que puedo ser Dios de las demas personas, y por creer que metiéndome en todas las situaciones, soy yo el que arreglo todo o traigo soluciones…enseñame a actuar como tu palabra lo dice, en oración, en intercesión y en fe, pues solo asi se encuentran las verdaderas respuestas a los problemas míos y los de los demas….perdoname señor por mi falta de discreción y por mi afán de arreglar todo lo que pasa a mi alrededor…reconozco que solo tu eres Dios y solo tu tienes palabras de vida y respuestas precisas para cada situación….descanso en ti, agradecido y confiado, en el nombre de Jesus, amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *