Tu Tiempo con el Número Uno. 10 JuLio. Esa Terrible Aridez.

Oseas 13:4-5 NVI

«Pero yo soy el Señor tu Dios desde que estabas en Egipto. No conocerás a otro Dios fuera de mí, ni a otro Salvador que no sea yo. [5] Porque yo fui el que te conoció en el desierto, en esa tierra de terrible aridez.

Que hermoso es y ha sido Dios, aun en medio de mis desiertos y de mis maneras de alejarme de su presencia, no deja de mirarme como lo dice esta palabra, me sigue conociendo y por siempre lo hará… lo ha hecho siempre aun cuando he pasado largos ratos en el desierto, el sigue ahí, fiel., incólume, decidido a darme lo mejor…

con razón esta palabra dice, No conocerás a otro Dios fuera de mi, porque solo El, es quien me puede sustentar en todo momento, en medio de la terrible aridez…..

El nos conoce completamente, absolutamente, y sin restricciones…

Vamos a orar..

Señor gracias por rescatarme por mirarme y por no quitar tu mirada de mi, incluso cuando lejos estoy, cuando me pierdo, cuando no se que hacer y me distancio de ti…..tu me conoces, y eso lo se muy bien….eres mi papá, y se que siempre estas pendiente de mi… acércame a ti, no me dejes olvidar de donde me has sacado…cambia en mi esa tierra de terrible aridez en un terreno fértil y preparado para que tu palabra de fruto en mi vida..te lo pido en el nombre de Jesus.Amen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.