Tu Tiempo con el Número Uno. 9 JuLio. Te tomé de la mano… 

Oseas 11:3-4 NVI

Yo fui quien enseñó a caminar a Efraín; yo fui quien lo tomó de la mano. Pero él no quiso reconocer que era yo quien lo sanaba. [4] Lo atraje con cuerdas de ternura, lo atraje con lazos de amor. Le quité de la cerviz el yugo, y con ternura me acerqué para alimentarlo.

No es posible atribuirle a nadie mas que a Dios, el hecho de que podamos caminar, ver, oír, y hacer todas las cosas que hacemos…..y como lo dice este verso, Dios mismo nos ha enseñado a caminar, nos ha tomado de la mano en cada situación y nos ha conducido con paciencia y amor, para darnos seguridad y que nuestros pasos puedan llegar a ser lo que El mismo planeó dese la eternidad…

aun así, nosotros en medio de nuestra humanidad, no hacemos mas que negarlo y considerar que somos nosotros los que hemos aprendido a caminar solos y a hacer todas las cosas sin la ayuda de nadie….

pero sigue diciendo esta palabra, con esa intención de siempre que penetra hasta lo mas profundo del alma y del espíritu…. te atraje con cuerdas de ternura, te atraje con lazos de amor. te he quitado el peso que cargabas sobre los hombros y con ternura no dejo de acercarme para darte del mejor alimento.

Vamos a orar.

Señor mío y Dios mío, cuanto te amo, cuantas cosas has hecho por mi…Señor, lo has hecho todo…no hay nada en mi vida que no haya sido mediado por tu amor, por tu presencia, por tu ternura y cuidado…..reconozco que todo en mi vida pasa por ti, por tu cruz, por tu gracia y tu incomparable manera de amar….no me sueltes de tu mano…quiero seguir aprendiendo a caminar, contigo, sin soltarme de ahí, y permaneciendo en tu voluntad…te lo pido, en el nombre de Jesús. Amen..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.