Tu Tiempo con el Número Uno. 4 Junio, Gente Sencilla.

Salmos 116:6 NVI

El Señor protege a la gente sencilla; estaba yo muy débil, y él me salvó.

Muy temprano esta mañana el Señor me sorprendió con esta palabra, y al leerla, no dejaba de pensar que es tan real, y tan maravillosa las maneras como Dios precisamente en esos momentos de debilidad, aparece de nuevo y nos susurra al oido que no ha dejado de estar ahí, que hoy en medio de lo que nos amenace con hacernos sentir dolor, debilidad o aflicción, El está ahí…lleno de amor y presto a salvarnos de nuevo, a rescatarnos de la fosa de los leones , o a sacarnos ilesos de nuevo del horno en llamas…..

sea lo que sea, Dios no deja de vernos, indistintamente de quienes seamos, de lo que hayamos hecho, de las tensiones que haya en nuestro corazón y de lo que aun no hayamos resuelto…sigue mirando esa sencillez que hay detrás de lo que aparentamos ser o de lo que decimos que somos o de lo que queremos ser.

Para Dios siempre seremos ese ser sencillo que el diseñó para que fuéramos, pausado, a veces con inseguridades, con Alegrías, triunfos, caídas, defectos, contradicciones, afanes y muchas cosas mas….Dios nos ve como lo que realmente somos, hombres y mujeres buscando su presencia aun en medio de nuestra debilidad, y de lo que no sabemos hacer.

Vamos a orar.

Ayyy mi Dios, cuanto te amo, no sabes cuanto me conmueve darme cuenta de lo paciente que eres conmigo, de las maneras en que una y otra vez vienes y me levantas y me rescatas y me dices que comience de nuevo…que no importa cuan lejos me haya alejado de ti, tu no has dejado de estar a mi lado,…. me amas y hoy lo puedo sentir mas fuerte que nunca…. ven a mi vida de nuevo…solo deseo amarte y acercarme cada día mas a ti….gracias por levantarme una vez mas…agradecido….en el nombre de Jesús, amándote..Amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.