Tu Tiempo con el Número Uno. 26 Mayo. Ánimo.

Hechos 27:25 NVI

Así que ¡ánimo, señores! Confío en Dios que sucederá tal y como se me dijo.

La historia cuenta que Pablo, estaba pasando por una gran tempestad en el viaje que estaba haciendo rumbo a Roma, y que en medio de la desespèracion de toda a tripulación, les contó a todos ellos, como Dios le había prometido que llegaría a Roma.

Pensamos al igual que los tripulantes de esa embarcación que vamos a perder la vida en medio de todo lo que nos toca vivir, y podemos llegar a declinar en todos los propósitos que estamos caminando y trabajando….

Al leer la palabra, solo podemos entender en fe, que asi como Dios le cumplió la promesa a Pablo de llevarlo a puerto seguro para seguir cumpliendo con su labor….lo hará con nosotros…

Aunque parezca difícil, debemos aligerar la carga del barco, tirar algunas cosas por la borda que definitivamente solo hacen peso y peso, como la tristeza, el dolor, la angustia, la desesperanza y el desasosiego y esperar que el Espiritu Santo De Dios sople fuerte sobre las velas de nuestra vida y nos dirija de la mejor manera a donde nos quiere llevar.

Vamos a orar..

Señor, gracias porque aun en medio de mi tempestad ahí esta tu….fiel, seguro, dispuesto a mostrarme una vez mas el camino…yo te pido que calmes la aguas a mi alrededor, que me lleves a puerto seguro, allí donde pueda descansar a tu lado…oro a ti, en el nombre de Jesús. Amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.