Tu Tiempo con el Número Uno. 5 Mayo, Yo no Quiero una Comida Masticada…

Santiago 1:22 NVI

No se contenten sólo con escuchar la palabra, pues así se engañan ustedes mismos. Llévenla a la práctica.

¡Se imagina usted que alguien pruebe un alimento y lo llene de saliva, se lo saque de la boca y nos ofrezca un poquito?

ushhh, guácala, diríamos, yo no quiero probar eso….la comida debe ser fresca, limpia y la debemos comer una sola vez y pasarla para que alimente nuestro cuerpo…..

Asi mismo, sucede con la palabra De Dios, muchas veces nos conformamos con comida masticada ya por otras personas, eso quiere decir, que nos acostumbramos a escuchar solo una reflexión en la mañana y nada más, a que nos cuenten algo de la palabra un domingo o un miércoles y nada más,…. pero no estamos acostumbrados a preparar nuestro propio alimento y a disfrutarlo de primera mano en la presencia De Dios….

Como lo dice esta palabra, en Lucas 22:14 – NTV Cuando llegó la hora, Jesús y los apóstoles se sentaron juntos a la mesa….¿se imagina cocinar juntos con Jesús nuestro propio alimento espiritual?

Por eso cuando usted escucha esta reflexión, recibe como primera instrucción, en el mensaje de bienvenida, que por favor tome su biblia y vallamos juntos a la palabra, pues de seguro Dios nos va a hablar, nos va a reconfortar y lo mejor de todo, nos dará las respuestas que necesitamos…y esto es para que usted se quede ahi, todo el tiempo que necesite, toda la mañana, todo el dia…. y el Señor le de el alimento propio que quiere darle y para que usted mismo, se prepare el mejor plato de alimento con el señor y no siga comiendo alimento que ya ha sido masticado….

Vamos a orar..

Enséñame Señor a preparar mi alimento espiritual contigo, todos los dias…. que asi como me preparo un desayuno para alimentar el cuerpo, me pueda preparar todos los dias el mejor plato espiritual de amor contigo….quiero comenzar hoy, ya tenemos una cita juntos para compartir un rato….que tal si lo hacemos de una vez….preparemos una buena comida Señor…enseñame hoy una nueva receta, un nuevo plato, una nueva manera de vivir a tu lado…y de resolver todas mis situaciones contigo….yo te lo pido, en el nombre de Jesús. Amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.