Tu Tiempo con el Número Uno. 24 Abril, No Tiene Precio

2 Corintios 2:17 NVI

A diferencia de muchos, nosotros no somos de los que trafican con la palabra de Dios. Más bien, hablamos con sinceridad delante de él en Cristo, como enviados de Dios que somos.

Puede ser muy común, cuando nos dedicamos a servirle al Señor, pensar que no vamos a tener con que vivir, ni vestir, ni tener una vida normal en la que podamos cumplir con todas las obligaciones de la vida….ademas de considerar que nosotros mismos debemos buscar recursos por medio de empanadas bailables, bingos, bazares o lo que es mucho mas difícil, solicitando ofrendas y pagos por lo que hacemos para Dios…

Como lo dice su palabra, Dios sabe todo lo que necesitamos antes de que suceda y se va a encargar siempre, sin que nosotros tengamos que intervenir directamente sobre las finanzas y las necesidades que se presenten durante el servicio a Dios…mas bien se trata de hacer lo que Dios mande, sin dudar de caminar sobre el agua y sin dudar de que lo que nos mandó a hacer, tendrá todo lo necesario para que se lleve a cabo sin problemas y mas bien con abundancia…

Si el Señor prometió algo lo cumplirá…dice su palabra en Mateo 10:8-10 NVI Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, *limpien de su enfermedad a los que tienen *lepra, expulsen a los demonios. Lo que ustedes recibieron gratis, denlo gratuitamente. [9] No lleven oro ni plata ni cobre en el cinturón, [10] ni bolsa para el camino, ni dos mudas de ropa, ni sandalias, ni bastón; porque el trabajador merece que se le dé su sustento.

El pago que recibimos es perfectamente completo, justo, ni mas ni menos de lo que Dios en su justicia ha decidido que tengamos…

Vamos a orar…

Señor, ayúdame a entender que no debo cobrar por lo que hago, que no debo buscar el sustento por cuenta propia en mi trabajo para ti, pues tu eres un Dios justo, que todo lo sabe, que todo lo suple y que no dejará de atender todo lo que tu obra necesite para seguir adelante en la voluntad que tu has planeado hacer….hazme obediente, conforme y feliz con lo que tengo y ayúdame a servirte con fe, caminando sobre el agua y esperando siempre lo mejor de ti… todo esto te lo pido, en el nombre de Jesús. amen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.