Tu Tiempo con el Número Uno. 19 Abril, Combustión

Levítico 6:12 NVI

Mientras tanto, el fuego se mantendrá encendido sobre el altar; no deberá apagarse. Cada mañana el sacerdote pondrá más leña sobre el altar, y encima de éste colocará el holocausto para quemar en él la grasa del sacrificio de *comunión.

Acaso hay fuego en tu corazón hoy por el Señor?, hay fuego por las almas?, fuego por su palabra, por conocer mas de sus misterios? fuego encendido por acatar sus instrucciones llenas de amor y que te conduzcan a la felicidad?

Cuando estamos enamorados sentimos esa llama encendida dentro de nosotros que no nos deja pensar en otra cosa mas que en el amor de la vida, y eso mismo sucede con Jesús, cuando comenzamos a conocer detalles de su manera de amarnos y de darnos lo mejor para nuestras vidas…

Ya lo hizo todo por nosotros en la cruz, pero aun mas y mejor nos dejó su Santo Espíritu lleno de fuego para que esa llama no se apague nunca y su amor arda en nuestro corazón para siempre.

Ese es el fuego del espíritu que arde en nosotros, es como un piloto de un calentador encendido siempre, que cuando se activa por medio de la fe, produce una gran llama que trae consigo los milagros, la combustión de la fe y del fuego del espíritu que arde en nosotros, produce mediante esa fe el milagro que estábamos esperando y las respuestas que habíamos esperado siempre..

Yo no se como esté tu corazón hoy, lo único que puedo decirte y animarte es a que le eches mas carbon, mas combustible y mas fuerza a esa pequeña llama de amor por Jesús que apenas arde en tu interior y que a través de la fe, permitas que el viento sople con fuerza y produzca la combustión que necesitas para ver a Dios obrar en tu vida.

No dejes apagar la llama que apenas arde, protégela con tus manos, como lo haces con una vela que amenaza ser apagada por los vientos que están a nuestro alrededor, y mas bien déjala que haga la combustión que tu alma necesita para quedarte para siempre con el fuego abrazador de su santo Espíritu…. el fuego sobre el altar no deberá apagarse nunca; siempre deberá estar encendido. Levítico 6:13 – NVI

Vamos a orar..

Señor, solo tu conoces mi fe, mi fuego por ti, mi pasión por ti y mi necesidad de conocer cada vez mas sobre tu nombre, tu poder, tu paz, tu felicidad y tu gracia….enséñame mas de ti, ayudame a mantener mi llamita encendida para ti y a soplarla fuerte por medio de la fe, para que pueda ver tu poder obrar en mi vida….sopla en mi hoy y de una vez y obra ese milagro de fe que tanto te estoy pidiendo, enciende la llama de tu Santo Espiritu y sáname, restáurame y acercarme a ti. en el nombre de Jesús te lo pido…Amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.