Tu Tiempo con el Número Uno. 11 Marzo, Como te Quiero Hij@.

Proverbios 13:24 NVI

No corregir al hijo es no quererlo; amarlo es disciplinarlo.

Muchos padres hoy en dia pensamos que a los hijos no se les puede ¡decir nada, porque se van, o porque van a reaccionar mal o porque no les va a gustar o porque se van a poner peor, pero de lo que no nos damos cuenta es que si no les decimos las cosas y los prevenimos sobre las cosas que vemos, es porque en realidad no los amamos tanto como deberíamos.

Por eso, asi pasemos por cantaletosos, y por intensos, debemos estar ahi, pendientes de nuestros hijos, de como llegaron, de la carita que traen, de si estan tristes, preopcupados, aletargados, por allá, como en otro lugar siempre, y preguntarles, como están, que ha pasado, como van las cosas, que tal los amigos, como se sienten , que han planeado de la vida, que sueño tienen por cumplir, que cosas por hacer y todo lo que se pueda conversar con ellos hacerlo.

Es hermosa la palabra cuando dice que si no corregimos a los hijos es lo mismo que no quererlos, pues finalmente parte del amor hacia los hijos es ayudarles a corregir el rumbo cuando vemos que se tan desviando y tomando un camino que los puede hacer sufrir y tropezarse.

Vamos a orar

Señor, gracias por mis hij@s, y por sus vidas, por su alegria y todo lo que ellos son….enseñame a ser un mejor papá y una mejor mamá y a estar pendiente de ellos mucho mas, a mirarlos cuando lleguen, a conversar con ellos y a estar mas pendiente de sus vidas….necesito que me enseñes a ser el papa que tu quieres que yo sea…te lo pido en el nombre de Jesús..Amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.