Tu Tiempo con el Número Uno. 6 Marzo, Restáurame…

1 Juan 3:3 NVI

Todo el que tiene esta esperanza en Cristo, se purifica a sí mismo, así como él es puro.

¿Será que yo me estoy quejando mucho?, será que solo veo lo malo y me la paso criticando, y todo me parece mal y desordenado?, sucio, mal hecho, mal presentado, desobligante, insignificante, o mas bien nada me gusta?

Cuando vemos todas estas cosas, la esperanza se pierde, y no la podemos experimentar…vamos llenando el plato de la vida de impurezas y mugre que a la larga nos va desgastando y nos conduce mas bien a la amargura y el resentimiento…

Y todas esas cosas salen del corazón, como lo dice Mateo 15:19-20 NVI

Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, la inmoralidad sexual, los robos, los falsos testimonios y las calumnias. [20] Éstas son las cosas que contaminan a la persona, y no el comer sin lavarse las manos.

Tenemos mucha ropita para lavar…y muchas cosas por dejar y cambiar….

Solo Dios lo puede hacer en nuestras vidas y la mejor manera de empezar es reconociendo que necesitamos lavar la ropita con la que nos vestimos a diario, lavar el corazón, la mente y nuestra vida.

Vamos a orar…

Solo tu me conoces Señor…sabes que necesito renovarme por dentro y por fuera, cambiar mi manera de hablar, de ver y de pensar….purifícame, enséñame y ayúdame a ser una persona diferente…te lo pido en el nombre de Jesús. Amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.