Tu Tiempo con el Número Uno. 26 Febrero, Ushhh, No Merecen el Perdón.

Jonás 4:2-3 NVI

Así que oró al Señor de esta manera: —¡Oh Señor! ¿No era esto lo que yo decía cuando todavía estaba en mi tierra? Por eso me anticipé a huir a Tarsis, pues bien sabía que tú eres un Dios bondadoso y compasivo, lento para la ira y lleno de amor, que cambias de parecer y no destruyes. [3] Así que ahora, Señor, te suplico que me quites la *vida. ¡Prefiero morir que seguir viviendo!

La historia de Jonas, nos lleva a examinar nuestros propios corazones….¿Queremos que el juicio De Dios caiga sobre todos los perdidos de este mundo, o queremos que se arrepientan y crean?

tenemos un corazón como el de Jonas que dice ushhh ojalá que caiga todo el castigo De Dios sobre esas personas que me han hecho tanto daño o que hacen tanto daño a la humanidad …o tenemos el corazón De Dios que busca perdonar y levantar a quienes están perdidos en sus delitos y pecados???

No todos somos llamados a ser evangelistas o misioneros, pero si estamos llamados a hablar y compartir de nuestra fe y a orar los unos por los otros….

No podemos olvidar de dónde nos ha sacado Dios y como éramos antes de conocer de su incomparable amor….necesitamos aprender a vernos como queremos que Dios nos mire a nosotros y eso cambiará para siempre nuestra manera de ver a los demás y a nosotros mismos…

Vamos a Orar…

Señor, dame un corazón como el tuyo, que me ayude a entender todo lo malo que veo a mi alrededor, para no juzgarlo ni para volverme juez de los demás…tu eres el único juez, el único que puede juzgar….ayúdame a mirar con tus ojos y a llevar tu palabra con amor a los mas necesitados, sin miramientos ni prejuicios. en el nombre de Jesús. Amen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.