Tu Tiempo Con El Número Uno. 20 Febrero, Achh….Nadie se da Cuenta.

Jonás 1:4 NVI

Pero el Señor lanzó sobre el mar un fuerte viento, y se desencadenó una tormenta tan violenta que el barco amenazaba con hacerse pedazos.

Muchas veces nos quejamos de lo difíciles que se tornan las cosas, y no entendemos por qué tanto problema, tanto detalle, tanta fregadera por todo, y no nos damos cuenta que cuando huimos del Señor, así sea en los pequeños detalles, los efectos de esa huida se notan en cada situación que vivimos.

Jonas pagó su pasaje y desobedeció al Señor, osea hizo lo que quizo y por causa de ello el Señor desató una gran tormenta sobre el barco donde viajaba, de tal manera que Jonas pudiera darse cuenta que no había tomado la mejor decisión.

Asi mismo, cuando nosotros vemos que las cosas no andan de la mejor manera, y vienen los problemas y las tempestades, es momento de parar y darnos cuenta de que posiblemente no estemos haciendo la voluntad De Dios y que algo que no debería ser, se nos coló en el negocio, en la conversación, en la decisión, en el trabajo, en el viaje, o en la planeación.

Simplemente no tuvimos en cuenta a Dios para eso que estábamos haciendo y de seguro eso siempre nos traerá problemas.

por eso para evitar toda clase de problemas, lo mejor que podemos hacer es seguir al pie de la letra lo que dice su palabra, como en Deuteronomio 6:4-9,12 NVI

»Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es el único Señor. [5] Ama al Señor tu Dios con todo tu *corazón y con toda tu *alma y con todas tus fuerzas. [6] Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. [7] Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. [8] Átalas a tus manos como un signo; llévalas en tu frente como una marca; [9] escríbelas en los postes de tu casa y en los *portones de tus ciudades. [12] cuídate de no olvidarte del Señor, que te sacó de Egipto, la tierra donde viviste en esclavitud.

Vamos a Orar.

Señor, yo se que tu te das cuenta de todo lo que soy, de todo lo que pienso y hago…perdoname por apartarme de ti y de tu voluntad, límpiame…llename de pureza…quiero experimentar esa pureza a tu lado….no quiero vivir mas esta tempestad en la que estoy…..rescatame…y llévame a ese lugar seguro donde puedo descansar y sentirme seguro a tu lado.

yo te lo pido, en el nombre de Jesús. Amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.