Tu Tiempo con el Número Uno…30 Enero Vuelve.

Joel 2:12-13 NVI

«Ahora bien —afirma el Señor—, vuélvanse a mí de todo *corazón, con ayuno, llantos y lamentos.» [13] Rásguense el corazón y no las vestiduras. Vuélvanse al Señor su Dios, porque él es bondadoso y compasivo, lento para la ira y lleno de amor, cambia de parecer y no castiga.

A la palabra arrepentimiento se el ha llamado una palabra «alegre»; alegre porque indica que hay una segunda oportunidad para nosotros cuando hemos pecado contra Dios y nos hallamos alejados de El.. si estamos dispuestos a rasgar nuestro corazón, imagínese eso, rasgar el corazón es como decir que realmente estamos arrepentidos de las cosas que hemos hecho, osea arrepentirnos de nuestro pecado. 

Dios está esperando para recibirnos, pues a Dios no le gusta ver las consecuencias de nuestro pecado, y como sufrimos, pues como lo dice su palabra, Él es compasivo clemente, lento para la ira y grande en amor. salmo 103: 8

Solo necesitamos un verdadero arrepentimiento y buscar a Dios.

Joel 2:18-27 NVI

Entonces el Señor mostró amor por su tierra y perdonó a su pueblo. [19] Y les respondió el Señor: «Miren, les enviaré cereales, vino nuevo y aceite, hasta dejarlos plenamente satisfechos; y no volveré a entregarlos al oprobio entre las naciones. [20] »Alejaré de ustedes al que viene del norte, arrojándolo hacia una tierra seca y desolada: lanzaré su vanguardia hacia el mar oriental, y su retaguardia hacia el mar occidental. Subirá su hedor y se elevará su fetidez.» ¡El Señor hará grandes cosas! [21] No temas, tierra, sino alégrate y regocíjate, porque el Señor hará grandes cosas. [22] No teman, animales del campo, porque los pastizales de la estepa reverdecerán; los árboles producirán su fruto, y la higuera y la vid darán su riqueza. [23] Alégrense, hijos de Sión, regocíjense en el Señor su Dios, que a su tiempo les dará las lluvias de otoño. Les enviará la lluvia, la de otoño y la de primavera, como en tiempos pasados. [24] Las eras se llenarán de grano; los lagares rebosarán de vino nuevo y de aceite. [25] «Yo les compensaré a ustedes por los años en que todo lo devoró ese gran ejército de langostas que envié contra ustedes: las grandes, las pequeñas, las larvas y las orugas. [26] Ustedes comerán en abundancia, hasta saciarse, y alabarán el *nombre del Señor su Dios, que hará maravillas por ustedes. ¡Nunca más será avergonzado mi pueblo! [27] Entonces sabrán que yo estoy en medio de Israel, que yo soy el Señor su Dios, y no hay otro fuera de mí. ¡Nunca más será avergonzado mi pueblo!

Señor y Dios mio, ayúdame a volver a casa, muestrame el camino en el cual yo pueda ser consiente de todo mi pecado y perdóname….recíbeme una vez más en tus brazos…pues es la única manera como puedo recuperar la alegría de sentirme perdonado, nuevo, restaurado y listo para pelear las batallas y vivir la vida que planeaste para mi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.