Tu Tiempo con el Número Uno…7 Enero Lista de Materiales para construir una casa para Dios. Devoción a Dios.

2 Pedro 1:5-6 NVI

Precisamente por eso, esfuércense por añadir a su fe, virtud; a su virtud, entendimiento; [6] al entendimiento, dominio propio; al dominio propio, constancia; a la constancia, devoción a Dios;

No nos basta con buscar la fe, la virtud, el entendimiento, el dominio propio y la constancia, si aunado a ello no tenemos una reverencia profunda por las cosas De Dios, esa seguridad de que por encima De Él, no hay ninguna otra cosa y que ademas de ello, la presencia De Dios, para nosotros merece toda nuestra atención, nuestra reverencia y nuestra devoción.

Todo esto es aquella experiencia real que nos advierte que las cosas De Dios no se nos pueden volver comunes, y lo digo porque muchos de nosotros seguimos diciendo y repitiendo sin ninguna devoción a Dios, cosas como “todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, “recibimos mas de lo que nos merecemos”, “Dios lo bendiga”, “amen” y muchas otras partes de la biblia, que sin devoción a Dios, no son mas que palabras que retumban como lo dice Pablo, cuando ese refiere a la falta de amor.

Eso es verdaderamente la devoción a Dios, es amor profundo, verdadero, conciencia de que El está de que El es y de que siempre lo será…conciencia de que todo el universo le pertenece, que Él es el soberano sobre los reinos de la tierra y debajo de la tierra y que cada cosa que pasa en nuestra humanidad esta bajo su control.

Cuando sucede esto, la presencia De Dios no se nos vuelve común, sino que al contrario, la percibimos y experimentamos, con el Espíritu y el Entendimiento cada día de nuestra vida.

Señor, lléname de devoción hacia ti, de amor profundo por ti, de tu palabra que me da vida, de tu verdad que me libera y de tu bendita presencia, dame conciencia de ti, de tu amor y de tu gracia. En el nombre de Jesus. Amen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.