Tu Tiempo con el Número Uno…La Norma Divina…7 Octubre

En la vida aprendemos que debemos tener normas,…unas que nos ayudan a no chocar con los demás y a mantener los límites de la convivencia, de tal manera que las actividades de unos y otros no se interpongan las unas con las otras y otras que nos ayudan en lo personal a fortalecer nuestra personalidad y nuestros valores, pues ésta es tarea fundamental del Espíritu, quien necesita ser formado en nosotros a imagen de Dios.

Y como a Dios no se le escapa nada, Él como buen padre nos pone metas muy altas, de tal manera que nosotros podamos estar siempre al margen, tratando de hacer lo mejor y desde luego tratando de imitar no solo el carácter, sino también el maravilloso modo de ser de El como papá, amoroso, incondicional, recto, justo, defensor, protector y lleno de ternura…..Por tanto, sean *perfectos, así como su Padre celestial es perfecto. Mateo 5:48 NVI

Si bien este estándar de perfección es imposible para nosotros desde nuestra humanidad, la buena noticia y la maravillosa verdad del evangelio, es que Jesús, ya cumplió por nosotros esta norma para que a través de El pudiéramos recibir toda la justicia y la misericordia de Dios….. Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que en él recibiéramos la justicia de Dios. 2 Corintios 5:21 NVI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *