Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno..Haz tu parte… 14 Septiembre

Cuando se trata de hacer lo que corresponde, cada uno de nosotros esta llamado a hacer su parte, y eso implicaría pensar lo bueno, sentir lo bueno, tomar el control sobre lo que sentimos y pensamos y de ninguna manera hacer justicia por mano propia, golpear, destruir las cosas de los demás o a los demás… ¡Que sea el Señor quien juzgue y dicte la sentencia entre nosotros dos! ¡Que examine mi causa, y me defienda y me libre de usted! 1 Samuel 24:15 NVI

No sabemos realmente cuanta violencia puede habitar en nosotros, sino cuando nos enfrentamos con situaciones limite, en las que no sabemos por qué reaccionamos con fuerza, brutalidad y maltrato, quizá sea el resultado del maltrato mismo que hemos recibido, o posiblemente de una mala experiencia familiar que nos hace rechazar todo aquello que nos parece grotesco, desagradable, inhumano, controlador, injusto e inequitativo,…. Sí…. Lo cierto es que no lo sabemos y esa conducta solo aparece y nos sorprende a nosotros mismos con su rudeza….. Y a ustedes, ¿quién les va a hacer daño si se esfuerzan por hacer el bien? [14] ¡*Dichosos si sufren por causa de la justicia! «No teman lo que ellos temen, ni se dejen asustar.» [15] Más bien, honren en su corazón a *Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes. 1 Pedro 3:13-15 NVI

La verdad es que todos necesitamos sanar el corazón, la mente y el recuerdo, de todas aquellas cosas que nos conducen a reaccionar de manera violenta y agresiva frente a tantas cosas que pasan en nuestras familias y en nuestra sociedad,… y eso solo es posible de lograr con la ayuda de Dios, de su palabra y de las múltiples maneras como nos podemos ver reflejados en cada una de las situaciones que la palabra de Dios relata….si…es hora de entregar a Dios, aquello que no hemos podido soltar,… esa carga que nos mantiene al limite de una provocación para fallar de nuevo y quedar indefensos en nuestra imperfecta humanidad…. El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. [5] No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. [6] El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad. [7] Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. 1 Corintios 13:4-7 NVI

Una respuesta a Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno..Haz tu parte… 14 Septiembre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.