Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno….No soy como ella/el……. 8 Mayo

Que fácil es señalar a los demás,… referirnos a los de afuera como fariseos,… y levantar el dedo acusador,…. No se cuantas veces he hecho propósitos que no he podido cumplir y que otra vez significan empezar de nuevo, sin encontrar los resultados esperados,… el deseo de componer, pintar, escribir, buscar ese empleo, cambiar mi carácter, hacer esa llamada, pedir perdón, hacer ejercicio, dejar los hábitos que me hacen daño, dedicarle mas tiempo a Dios, estudiar la palabra, vivir tranquilo, dejar el afán, la ansiedad, la terquedad, el egoísmo, la lujuria, esos pensamientos que no me dejan en paz, esa sensación de desesperanza que no me permite encontrar lo bueno,…   

A algunos que, confiando en sí mismos, se creían justos y que despreciaban a los demás, Jesús les contó esta parábola: «Dos hombres subieron al *templo a orar; uno era *fariseo, y el otro, *recaudador de impuestos. El fariseo se puso a orar consigo mismo: “Oh Dios, te doy gracias porque no soy como otros hombres —ladrones, malhechores, adúlteros— ni mucho menos como ese recaudador de impuestos. Ayuno dos veces a la semana y doy la décima parte de todo lo que recibo.” En cambio, el recaudador de impuestos, que se había quedado a cierta distancia, ni siquiera se atrevía a alzar la vista al cielo, sino que se golpeaba el pecho y decía: “¡Oh Dios, ten compasión de mí, que soy pecador!” »Les digo que éste, y no aquél, volvió a su casa *justificado ante Dios. Pues todo el que a sí mismo se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.» Lucas 18:9-14 NVI

Seguimos pendientes del andar de los demás, de las fallas de los demás, y como este fariseo nos engañamos en el espejo falso de la humildad que aun no tenemos, en el espejo falso del interés que se esconde en busca de otras intensiones, en la falsa modestia y en propósitos sin realizar,… Ni siquiera me atrevo a alzar mi vista al cielo, sino que tengo que reconocer y decir como el recaudador de impuestos, “¡Oh Dios, ten compasión de mí, que soy pecador!”, cámbiame, renuévame, ayúdame a cumplir los propósitos de mi vida y a dejar de señalar a los demás.

Una respuesta a Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno….No soy como ella/el……. 8 Mayo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *