Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno. Y que tal de amor……. 13 Abril

Recuerdo que como la mayoría de las personas, muchas veces en mis conversaciones dije que nadie me había enseñado las cosas del amor y que esta tarea tenia que aprenderla uno a la fuerza de las contingencias de la vida cuando estas se presentaran,… pero creo que todo esto obedecía a la ignorancia que muchos de nosotros tiene sobre lo que Dios dice acerca de cada etapa de nuestra vida y sobre el como debemos hacer las cosas para no sufrir tanto.

Con todo esto podemos decir que realmente si existe una guía confiable que nos de las pautas para ser, si bien no los mejores en el amor, al menos unas personas menos congestionadas con las inseguridades de la vida y con mas herramientas para seguir adelante en la tarea de estar y aprender juntos de la convivencia diaria.

Creo que si bien es una guía dispuesta por Dios en su palabra, no representa un esfuerzo sencillo lograrlo, pues sabemos que las cosas que mas trabajo nos cuestan, son precisamente las que tienen que ver con el amor, con la manera como amamos a los demás y como queremos que nos amen.

Esta es la primera lista de chequeo por la que debemos pasar,… y no de largo,… sino mas bien muy lento, de tal manera que podamos detenernos en cada una de ellas y con el Padre, evaluar en que lugar del camino vamos. 

El amor debe ser sincero. Aborrezcan el mal; aférrense al bien. [10] Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente. [11] Nunca dejen de ser diligentes; antes bien, sirvan al Señor con el fervor que da el Espíritu. [12] Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento, perseveren en la oración. [13] Ayuden a los hermanos necesitados. Practiquen la hospitalidad. [14] Bendigan a quienes los persigan; bendigan y no maldigan. [15] Alégrense con los que están alegres; lloren con los que lloran. [16] Vivan en armonía los unos con los otros. No sean arrogantes, sino háganse solidarios con los humildes. No se crean los únicos que saben. [17] No paguen a nadie mal por mal. Procuren hacer lo bueno delante de todos. [18] Si es posible, y en cuanto dependa de ustedes, vivan en paz con todos. [19] No tomen venganza, hermanos míos, sino dejen el castigo en las manos de Dios, porque está escrito: «Mía es la venganza; yo pagaré», dice el Señor. [20] Antes bien, «Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Actuando así, harás que se avergüence de su conducta.» [21] No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien. Romanos 12:9-21 NVI

Una respuesta a Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno. Y que tal de amor……. 13 Abril

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.