Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno. Gobierno……. 8 Abril

Sin darnos cuenta, la mayoría del tiempo estamos siendo gobernados por nuestras emociones, que demandan de los demás atención, cuidado, y las respuestas que deseamos;… Entonces nos llenamos de pensamientos de tristeza, ira y enojo por pensamientos que nos engañan y nos dicen al oído que ya no hay nada entre nosotros o que ya no amamos a esa persona como antes lo hacíamos…..

A pesar de todas las heridas que nos hayan causado, lo que debemos hacer es entregar todas esas emociones en el lugar correcto y dejarlas en manos del Señor, y solo así,… sin demandar nada de nadie,… practicar el amor por encima del odio, la reconciliación por encima de la pelea, la verdad por encima de la mentira, la unión por encima de la división, y entonces ya no nos dejamos gobernar por nuestras emociones, y dejamos de demandar de los demás, de exigir justicia o buen trato, …podemos  vivir sin exigir nada…. Maltratado y humillado, ni siquiera abrió su boca; como cordero, fue llevado al matadero; como oveja, enmudeció ante su trasquilador; y ni siquiera abrió su boca. Isaías 53:7 NVI

Se que es difícil ponernos en la tarea de dar, de ser incondicional así los otros no lo sean conmigo, y sacar de mi corazón toda rabia resentimiento y odio que le tengo a esa persona que me ha herido,… pero entonces…. le pido a Dios amor, consideración, perdón por lo que yo también he dicho y por las palabras que han salido de mi boca para herir,… y hago de mi casa un lugar para el perdón, para el descanso, para el juego, para la libertad; y me  levanto como una persona que puede amar, consolar, resistir y dar de manera incondicional sin esperar nada a cambio,…. una morada de lo bueno, no de lo malo, y así,… solamente así,… puedo pelear la batalla en contra de la tristeza, de la infelicidad, de la pelea y del desánimo…. 

Muero a exigir justicia y pido gracia, muero a pelear por mis derechos y solo deseo el bien de la otra persona así me cueste trabajo,… reconozco que no lo puedo hacer en mis fuerzas, pues solo Dios puede darme la gracia que necesito….. pues He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí. Gálatas 2:20 NVI

Asegúrense de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz amarga brote y cause dificultades y corrompa a muchos; Hebreos 12:15 NVI…. Dejo que Dios me abrace con su amor y en ese mismo espíritu puedo abrazar a las personas que amo, que Dios me ha dado para amar, atender, consolar, ayudar y ser la persona que Él creo para que fuera…… Pues él nos da mayor ayuda con su gracia. Por eso dice la Escritura: «Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes.» Santiago 4:6 NVI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *