Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno. No te quedes inmóvil……. 29 Marzo

En este tiempo de cuarentena, la mayoría de nuestras cosas se dejan de hacer, la pereza se quiere apoderar de nuestra voluntad y nuestras rutinas cambian,… por eso la palabra dice,… No permitas que se duerman tus ojos; no dejes que tus párpados se cierren. [6] ¡Anda, perezoso, fíjate en la hormiga! ¡Fíjate en lo que hace, y adquiere sabiduría! [7] No tiene quien la mande, ni quien la vigile ni gobierne; [8] con todo, en el verano almacena provisiones y durante la cosecha recoge alimentos. [9] Perezoso, ¿cuánto tiempo más seguirás acostado? ¿Cuándo despertarás de tu sueño? [10] Un corto sueño, una breve siesta, un pequeño descanso, cruzado de brazos… [11] ¡y te asaltará la pobreza como un bandido, y la escasez como un hombre armado! Proverbios 6:4,6-11 NVI

Si,… debemos despertar del letargo, recuperar la agilidad y la vitalidad de siempre, para no dejar de hacer lo que Dios nos ha mandado a hacer,.. trabajar lo que debemos trabajar,… prepararnos para los tiempos futuros pues las cosechas no se pueden dejar de recoger y los campos no se pueden secar,…

La pobreza no solo asalta nuestras finanzas, sino que también asalta nuestro corazón y nuestro pensamiento,… por eso debemos seguir trabajando en todo estos terrenos,..no debemos parar de trabajar,… no podemos parar de sembrar en nuestro corazón,..no podemos parar de instruir nuestro pensamiento,…ni podemos dejar de cuidar nuestro cuerpo,…todos ellos necesitan de cuidado,… pues si no los cuidamos, si no les hacemos mantenimiento diario, todos esos terrenos en nuestra vida se irán resecando y poniendo áridos con el paso del tiempo.

Levántate y trabaja, …planea,… organiza rutinas de trabajo, tiempos para edificarte, para leer la palabra de Dios, para leer un buen libro que te ponga nuevas ideas en el pensamiento,… y para mantener activo tu cuerpo, tu mente y tu alma,… Dios no para de planear para nosotros,… no deja de hacerlo todo para que lo tengamos todo,…así que ponte manos a la obra,… abre los oídos para escuchar su voz,.. abre tus ojos para verlo y no te quedes inmóvil… 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *