Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno. Chispas…. 21 Marzo

Para muchos de nosotros, resulta difícil convivir tiempos largos en un mismo lugar, sin salir a dar una vuelta, o cambiar de ambientes de estancia, ya sea el centro comercial, el corredor del edificio, el parque o simplemente la calle….Creo que son muchos los factores que intervienen en el contentamiento, y mucho de ello tiene que ver con esa frase que muchos repiten a diario cuando dicen,…. ¡No me hallo¡,… no me siento bien aquí.

He conocido personas que cuando están en una ciudad, dicen, quiero vivir en otro lugar,… y cuando llegan a ese lugar, mas pronto de lo esperado, vuelven a decir, …ya no quiero estar acá.,… esas personas, nunca encontrarán contentamiento en ningún lugar en particular, porque hay mucha insatisfacción en su corazón… y así mismo como lo expresan de los lugares, lo dicen de las personas, y entonces no se hayan ni con el uno ni con el otro, ni con los lideres, ni con los pausados, ni con la familia o los amigos,… no se sienten bien con nadie.

Pero, Dios, en su infinita gracia, sabia que muchos sufrirían de esta enfermedad de la insatisfacción y por eso nos puso en la tarea de pulirnos los unos a los otros, en la diversidad del carácter que todos tenemos y en la diversidad de los gustos, llamándonos a tener contentamiento en el lugar en el que estemos y paz que sobrepasa todo entendimiento alrededor de las personas con las cuales Dios nos ha dado la oportunidad de convivir…


El hierro se afila con el hierro, y el hombre en el trato con el hombre. Proverbios 27:17 NVI es lo que dice la palabra de Dios,… es la tarea que tenemos que aprender a hacer, y es el compromiso de vida el dejarnos pulir por quienes Dios ha puesto a nuestro lado para sacar lo mejor de nosotros y siempre dar mas de lo que queremos dar, y amar mas de lo que nos imaginamos podíamos amar.

Me imagino un hierro afilándose con otro hierro, eso debe sonar muy fuerte, pues la fricción que necesita es muy dura, así mismo, se sienten las fricciones entre nosotros,… duelen,…pueden sacar chispas,… pero son las chispas necesarias y a veces aleccionantes para comprender más y experimentar mucho más el verdadero amor que Dios nos dio para dar a los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.