Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno. Un largo Viaje…. 10 Marzo

Después de cualquier caída, sea económica, en la salud, en el amor, en el trabajo, o en la vida misma, lo que hemos escuchado siempre es la instrucción de que debemos levantarnos, y que debemos perseverar y seguir adelante,… y a Dios que no se le escapa nada, nos muestra en su palabra como muchos de sus hijos tuvieron que pasar por estas situaciones, para entender que mas adelante había mas y mucho mas para ellos, que la vida no termina allí donde nosotros pensamos y que mas adelante hay muchos mas tesoros de los que podemos imaginar, por eso, en alguno de sus relatos nos cuenta uno de esos casos así:,…  Después de que Lot se separó de Abram, el Señor le dijo: «Abram, levanta la vista desde el lugar donde estás, y mira hacia el norte y hacia el sur, hacia el este y hacia el oeste. Yo te daré a ti y a tu descendencia, para siempre, toda la tierra que abarca tu mirada.Multiplicaré tu descendencia como el polvo de la tierra. Si alguien puede contar el polvo de la tierra, también podrá contar tus descendientes. Génesis 13:14 – NVI y esta instrucción es para aquellos que aun consideran que no hay futuro y que la vida cada día es mas dura,… para aquellos que siguen creyendo que se trata de sus propias fuerzas,…. de sus capacidades y valía,…

Mmmmm,…si,…..y en medio de la tormenta, si estas cansado o con ganas de morirte, Dios te dice Levántate,… come que te espera un largo viaje,… tu vida no ha terminado aquí y no va a terminar aquí, …y como a Elias, con ganas de morirse, y después de protestarle a Dios y decirle,… «¡Estoy harto, Señor! 1Reyes 19:4, podemos ver que en su gran amor “un ángel lo tocó y le dijo: «Levántate y come.»,… Elías miró a su alrededor, y vio a su cabecera un panecillo cocido sobre carbones calientes, y un jarro de agua. Comió y bebió, y volvió a acostarse. 1Reyes 19:5 Y entonces  El ángel del Señor regresó y, tocándolo, le dijo: «Levántate y come, porque te espera un largo viaje.» 1Reyes 19:5b

Así que hoy puedes de nuevo mirar a Jesus, levantarte otra vez, mirar lo bueno y no lo malo, mirarlo a Él y no a tu propia necesidad,…come ese pedazo de pan que tienes y bebe un poco de agua,…Dios repondrá tus fuerzas, porque aun te espera un largo viaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.