Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno. A tientas…. 16 Febrero

No sé por qué Vamos palpando la pared como los ciegos, andamos a tientas como los que no tienen ojos. En pleno mediodía tropezamos como si fuera de noche; teniendo fuerzas, estamos como muertos. Isaías 59:10 NVI, debe ser porque aún, nuestras faltas nos siguen separando de Dios, pues todo aquello que en nuestro corazón, en nuestra mente y nuestra voluntad estorbe a la presencia de Dios, son las situaciones que nos llevan a ocultar el rostro para no escuchar su voz, …y no la podemos escuchar porque no le buscamos, y no sabemos que nos puede decir porque no tratamos de hacer el mínimo esfuerzo por leer su palabra y encontrar en ella la guía que tanto necesitamos.

Nuestras manos siguen asumiendo una actitud cansada frente a la vida y rendida frente a las dificultades, porque nos cuesta trabajo ponernos diligentes para la ayuda, y nos vamos quedando como ciegos ante todo lo que sucede a nuestro alrededor…. Andamos a tientas cuando no sabemos que hacer ni que decir, y ni siquiera el corazón puede ver porque lo tenemos endurecido con nuestros propios discursos y cavilaciones sobre o que pasa a nuestro alrededor,..en pleno medio día tropezamos como si fuera de noche porque nos falta la verdadera luz que guía, la verdadera luz que alienta y que nos da las salidas.

Dentro de nosotros mismos, nos podemos quedar sin fuerzas y nos podemos sentir como muertos, porque no basta solo el vivir con nuestros propósitos de vida, …aquellos que hemos recogido de lo que el mundo nos muestra,..un poco llenos de egolatría, un tanto mas de ambición, un poquito mas de el que dirán, y de pronto con un poquitito de orgullo, comparación, envidia, cansancio de la gente e insatisfacción.

Esta palabra de Isaías, escrita hace mas de 2600 años, no escapaba como una perfecta profecía a los tiempos que hoy estamos viviendo…. Donde  Nadie clama por la justicia, nadie va a juicio con integridad. Se confía en argumentos sin sentido, y se mienten unos a otros. Conciben malicia y dan a luz perversidad… Sus pies corren hacia el mal; se apresuran a derramar sangre inocente. Sus pensamientos son perversos; dejan ruina y destrucción en sus caminos. No conocen la senda de la *paz; no hay justicia alguna en su *camino. Abren senderos tortuosos, y el que anda por ellos no conoce la paz. Por eso el derecho está lejos de nosotros, y la justicia queda fuera de nuestro alcance. Esperábamos luz, pero todo es tinieblas; claridad, pero andamos en densa oscuridad. Isaías 59:4,7,8,9 NVI

Sin embargo como siempre la respuesta esta mas cerca de lo que pensamos, pues ese mismo verso inicia diciendo que La mano del Señor no es corta para salvar, ni es sordo su oído para oír. Isaías 59:1 NVI, …pues Él siempre ha estado dispuesto a ayudarnos, a extender su mano en medio de nuestras maldades e injusticias, pues su deseo es que ninguno de nosotros se pierda,..Él esta dispuesto a escucharnos y a responder nuestras peticiones, pues no se hace el sordo, ni es distante frente a nuestras solicitudes…Él es el mismo ayer, hoy y siempre, indistintamente de todo lo malo que podamos vivir o hacer, …esta esperando que abramos nuestros ojos para verle y nuestro entendimiento para comprenderlo y alcanzar a vivir una vida feliz descansada y tranquila a su lado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *