Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno. Oveja Descarriada…. 10 Febrero

Creo que cuando Jesús le ordeno a sus doce ir mas bien a las ovejas descarriadas del pueblo de Israel, estaba pensando en una persona como yo, que no conocía su palabra, ni sabia vivir conforme a su voluntad,… y que en la puerta rechazaba a quienes venían a traer el mensaje de la palabra de Dios,… pensado que estaban locos, o que realmente que pereza tener que aguantar a alguien durante media hora hablándome de Dios.

Que gran ignorancia la mía, el pensar que no necesitaba de Dios, el imaginar que lo hecho a mi alrededor era producto de la casualidad y el considerar que yo mismo podía en algún momento tener el control total de mi vida,.. Si,…solo hasta que pude abrir mis ojos y verlo,… hasta que pude abrir mis oídos y escuchar y entender su palabra,… pude darme cuenta de que me había perdido de lo mejor… por mi egoísmo y mi terquedad.

La biblia relata mucho mejor la postura de muchos que como yo, se consideraban perfectos, íntegros, dueños de si mismos y de todos los demás así: Cuando los fariseos vieron esto, les preguntaron a sus discípulos: —¿Por qué come su maestro con recaudadores de impuestos y con pecadores? Al oír esto, Jesús les contestó: —No son los sanos los que necesitan médico sino los enfermos. Pero vayan y aprendan lo que significa.  Mateo 9:11-12 NVI…y es aquí donde considero que a muchos de nosotros nos toca ir y aprender lo que significa, … que a muchos de nosotros nos toca reconocer que estamos enfermos y necesitamos un medico, … que aún sentimos incomodidad por el éxito de los demás,… incomodidad porque nuestros amigos ya no son las personas que antes compartían con nosotros una manera de pensar, sino que ahora se volvieron seguidores de Jesús,… incomodidad por el sistema, por el gobierno, por la sociedad, … por todo…

Pero la palabra de Dios vuelve a centrarnos en una premisa que nos devuelve el alma y nos desafía por dentro diciéndonos,…“Lo que pido de ustedes es misericordia y no sacrificios.” Porque no he venido a llamar a justos sino a pecadores. Mateo 9: 13 NVI

Y es la misericordia lo que nos acerca a Jesús, pues por misericordia nos tiene paciencia, nos espera y aguanta hasta que por fin queramos verlo a los ojos… y no hay que hacer sacrificios, porque el sacrificio mayor Él ya lo ofreció en la cruz para perdonar nuestros pecados… porque no vino a llamar a justos, sino a pecadores como tu y como yo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *