Devocional. Tu tiempo con el Numero Uno. Oración de fe. 15 Enero

(Hebreos 4:12) dice que la palabra de Dios es viva y poderosa, y mas cortante que cualquier espada de dos filos, que penetra hasta lo mas profundo del alma y del espíritu, hasta la medula de los huesos y juzga los pensamientos y las intensiones del corazón…..esta realidad es posible vivirla una vez entregas tu vida a Cristo, y te rindes ante su majestad sin prejuicios, sin intelectualismos, sin hálitos de suficiencia o falsa modestia.

Confesar con tu boca que Jesús es el Señor, cobra una conciencia especial cuando sin lugar a dudas te rindes ante su presencia, sin importar lo que digan los demás, sin titubear en la intimidad de tu ser sobre si realmente lo crees, de tal manera que esta declaración penetre hasta lo mas profundo de tu alma y de tu espíritu.

A veces hacemos declaraciones en nuestra vida, llevados por la emoción o por lo que hacen los otros, pero no realmente por convicción. A veces decimos que amamos, y en ese amor no mostramos un compromiso real con quien amamos. Los dejamos a la deriva, los engañamos, o sencillamente no nos preocupamos por servirles o por hacerlos felices.

Ciertamente es aquí cuando entiendo, siento y adhiero a lo mas profundo de mi ser, esta declaración de fe que la palabra de Dios me ofrece para ser salvo. Deja pues que la palabra de (hebreos 4:12) sea el hilo conductor que te permita conducir tu vida al apasionante cielo de Dios y su palabra y a la libertad que solo en ella puedes encontrar.   

Termina Romanos diciendo que “Porque con el corazón se cree para ser justificado, pero con la boca se confiesa para ser salvo. Así dice la Escritura: «Todo el que confíe en él no será jamás defraudado.» No hay diferencia entre judíos y gentiles, pues el mismo Señor es Señor de todos y bendice abundantemente a cuantos lo invocan, porque «todo el que invoque el nombre del Señor será salvo». (Romanos 10: 10-13) 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *