Devocional. Tu tiempo con el Número Uno. Mientras haya vida en ti….7 Enero

Al pasar nuestra mirada por la vida de Job y toda su contradicción en medio de la dificultad, no puedo hacer mas que fijarme en las situaciones de angustia por las que he pasado y la manera como antes, sin conocer del poder sobrenatural de Dios, abordaba la calamidad y el desaliento, propios de las épocas difíciles.

Job, en medio de su gran calamidad, no se atreve a pronunciar queja alguna contra Dios, ni mucho menos a maldecir su vida, ni a derrumbar todo cuanto hay a su alrededor. Al contrario; se levanta en fe, gritando con fuerza que mientras tenga la vida que Dios le ha dado, y mientras el aliento divino en su nariz permanezca, sus labios no se atreverán a pronunciar maldad alguna, ni su lengua se atreverá a proferir mentira….  que mientras haya vida en mí y aliento divino en mi nariz, [4] mis labios no pronunciarán maldad alguna, ni mi lengua proferirá mentiras. Job 27:3-4 NVI

Cuando sobreviene el tiempo de dificultad, nuestra debilidad y dolor, nos puede conducir a la queja, a mentir, a desear la muerte, a no querer vivir más con aquella situación que nos produce la contradicción, la pobreza, el desamor, la enfermedad, la injusticia y la calamidad…. En esos momentos es cuando las opciones de salida, bajo nuestra limitada visión, se reducen a la mas mínima expresión.

Job nos alienta a permanecer en medio de esa calamidad, con un corazón agradecido delante de Dios, con la esperanza puesta en el Señor y con un carácter firme que de cuenta de que es Dios quien pelea nuestras batallas y quien se encargará de hacer todo lo necesario para suplir nuestra necesidad. 

El engaño y la mentira son las armas que satanás usa para alejarnos de la presencia de Dios.

Mientras haya vida en ti, puedes tener la seguridad de que Dios es el palpitar de tu corazón, el aliento de vida, la verdad, la esperanza, la vida en abundancia, la calma, la seguridad y la paz que sobrepasa todo entendimiento.

Mientras haya vida en ti, aun puedes tener la esperanza de una vida eterna a su lado….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.