Devocional. Tu tiempo con el Número Uno.¿Será que lo hago?….6 Enero

Me conmueve pensar y entender, que, como un papá lo hace con su hijo, Dios mismo, cada mañana, me da a escoger el itinerario de viaje. 

Cada segundo de nuestra vida estamos tomando decisiones; cada vez que abrimos nuestra boca, estamos proclamando parte de lo que somos, de lo que sentimos, de lo que aún tememos, de nuestras fortalezas y de nuestras debilidades. Y es asombroso pensar que nuestro padre celestial conoce con precisión cada una de las cosas que van a acontecer en nuestro día.  (Hebreos 4:12) dice: “Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón”.  Estas palabras, me quebrantan y me ponen de rodillas delante de aquel que todo lo sabe, que todo lo puede, que todo lo entiende y que todo lo ha dado por mí. 

Ciertamente encuentro que la palabra de Dios, de la manera mas amorosa, es viva y poderosa para guardarme y apartarme del pecado cada vez que mi atrevimiento sin freno quiere tomar determinaciones por fuera de su voluntad…. Ciertamente encuentro, y me alegro en ello, que la palabra de Dios es mas cortante que cualquier espada de doble filo y que su aliento penetra en mi, hasta lo más profundo de mi alma y de mi espíritu…. Me hace feliz cuando me pone en sus brazos para protegerme, para guardarme y para indicarme el camino a seguir. Es su presencia la que le da aliento a mis huesos y la que en el momento de tomar decisiones, juzga mis pensamientos con intuitiva ternura, para apartarme con sus brazos y para entregarme la vida en abundancia a su lado. 

Dios conoce cada intensión de mi corazón, y aun así, me da la oportunidad de escoger;  a veces pienso que se deleita en verme crecer, pues el sabe que me espera toda una vida a su lado, lleno de su gracia, en la eternidad;… juntos.

Querido amigo, tomar decisiones y elegir entre la vida y la muerte, entre la mentira y la verdad, entre el engaño y el camino correcto, solo será posible si la palabra de Dios permanece en tu mente, en tu vida, en tu corazón, en tus palabras y en tus acciones. Si la duda viene a ti, y no sabes como responder ante ella, no vaciles en esforzarte por buscar las respuestas en su palabra, y en el poder sobrenatural para sacarte adelante y para vencer las batallas que en tus fuerzas no crees poder vencer….. Elige pues la vida, la verdad, la alegría, la vida tranquila y la paz en tu hogar. No pierdas el tiempo cuando tengas dudas, recurre a ÉL, y mas pronto de lo que esperas, en su infinita gracia, te responderá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *