Tu Tiempo con el Número Uno. 1 Diciembre, Extravagante

Juan 1:14 NTV

Entonces la Palabra se hizo hombre y vino a vivir entre nosotros. Estaba lleno de amor inagotable y fidelidad. Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre.

Comienza la Navidad y el mes de diciembre y que bueno que tuviéramos la oportunidad de pensar como en cámara lenta cada una de estas palabras de este verso…1…entonces la palabra se hizo hombre y vino a vivir entre nosotros…..wauuuu y con este pequeño fragmento decir para nosotros mismos…Dios, que maravilloso y hermoso eres que hiciste que tu hijo se hiciera hombre y viniera a habitar entre nosotros….con eso comenzamos desde ya y para siempre a alimentar en nosotros la verdadera conciencia de que esta vida no se trata de nosotros, sino de la obra de Jesus en nosotros y en la humanidad…

2. Estaba lleno de amor inagotable y fidelidad….y podemos reconocer que en la presencia De Dios padre hijo y Espiritu Santo, no hay mas que amor inagotable, extravagante y toda la fidelidad…..y en cámara lenta creo que solo podremos mirar atras y entender que ha sido Dios quien nos ha traído hasta este lugar…….

3.Y hemos visto su gloria, la gloria del único Hijo del Padre…. y esa gloria De Dios, está llena de gracia, de perdón, de nuevas oportunidades para no señalar, ni criticar a los demás, sino para vernos a nosotros mismos a la luz de su amor y decirle….gracias Señor por estar aqui, por cuidarme y darme siempre lo mejor….

vamos a orar…

Gracias Señor por la Palabra que se hizo hombre y vino a vivir entre nosotros, por enseñarnos cada dia a vivir, porque estas lleno de amor inagotable, extravagante y de fidelidad….hoy puedo ver tu gloria, la gloria del único Hijo Jesucristo que una y otra vez vienes a mi vida para que yo me de cuenta que esta vida no se trata de tener mas, de competir y aparentar sino de dar mas y de maneras en que los demás ni siquiera lo puedan percibir….enseñame Señor de tu amor extravagante y unico y permíteme vivir por fin una Navidad mas consciente y lleno de ti…en el nombre de Jesús te lo pido, amen…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *