Tu Tiempo con el Número Uno. 11 Septiembre ðŸ«€ La fuerza del amor.

Salmos 18:1 NTV

Te amo, SEÑOR; tú eres mi fuerza.

y podemos ver como durante muchos años, cuando hemos pasado por enfermedades, debilidad, decaimiento, depresión, ansiedad, soledad e incertidumbre, Dios ha sido quien ha vendido de manera fiel a levantarnos…

por eso este salmo sigue diciendo Salmos 18:2 NVI El Señor es mi *roca, mi amparo, mi libertador; es mi Dios, el peñasco en que me refugio. Es mi escudo, el poder que me salva, ¡mi más alto escondite!

y la verdad es que solo bata con llamarlo, con hablarle y hacerlo participe de nuestra situación, para darnos cuenta de la manera como nos salva, nos limpia, nos renueva y nos saca de la tentación o la dificultad…

de eso se trata el amor y la fuerza del amor, de una relación estrecha en donde no nos ocultamos nada y todo se lo contamos al Señor.

nos pueden enredar las cuerdas de la muerte, o puede venir sobre nosotros una inundación devastadora Pero en la angustia, podemos clamar al SEÑOR; como lo dice el Salmos 18:6 NTV sí, oré a mi Dios para pedirle ayuda. Él me oyó desde su santuario; mi clamor llegó a sus oídos.

Vamos a orar…

amado Dios, cuanto te amo y cuanto me sigues enseñando, se que necesito pasar mucho mas tiempo de mi vida en tu escuela Señor, para poder entender que tu eres un Dios perdonador y fiel, que me escucha, me anima, me orienta y me ayuda a vivir mejor la vida para que no sufra tanto ni me duela tanto crecer, seguir la vida, ser papa, ser hijo, ser lo que soy….agradecido oro a ti, en el nombre de Jesus. Amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.