Tu Tiempo con el Número Uno. 11 Agosto ðŸª El arsenal De Dios.

Job 38:22-23 NVI

[22] »¿Has llegado a visitar los depósitos de nieve de granizo, [23] que guardo para tiempos azarosos, cuando se libran guerras y batallas?

En épocas de guerras y guerras en muchas partes del mundo, los gobiernos siguen con la idea de que su gran ejercito los librará y que sus muchas armas les ayudarán a obtener la victoria, y en el ámbito familiar podemos escalar los paralelos de la guerra y pensar que por lo mucho que damos o por lo mucho que tenemos, eso es suficiente para cumplir con nuestra tarea y ganar las batallas de la vida…

lo cierto es que mientras mas atesoramos y dedicamos el tiempo a buscar estas armas de sustento familiar, las batallas de la mente, la ternura, la inseguridad y la identidad, se van transformando en guerras silenciosas que posiblemente cuando exploten al interior de nuestros hogares, no las podremos ganar con unas cuantas monedas de mas y con lo que consideramos son nuestras armas mas poderosas…

conozco familias en donde las batallas se perdieron por falta de comunicación, de amor, tiempo compartido y horas de vuelo….y después de que pasa el implacable tiempo…las heridas de guerra son cada vez mas difíciles de sanar.

por eso en esta palabra Dios solo le advierte a Job que por muchas posesiones que tuviera y por muchas obras buenas de caridad que hubiera hecho….todas ellas no se comparan con el arsenal De Dios para pelear las batallas….en tiempos azarosos como los estamos experimentando ahora….el único que nos puede ayudar a librar las guerras que estemos afrontando, es la guía y la dirección De Dios, entonces viene y nos enseña de nuevo que hay cosas que no tienen precio, pero que duran para toda la vida….

vamos a orar.

Señor, perdoname mi arrogancia y falta de ti…enseñame a librar las batallas de la vida contigo y a dejar que sea tu arsenal el que libre las batallas que con dinero, ausencia de tiempo, de palabras y de amor, no se pueden ganar… ven a mi vida Señor y enséñame a vivirla en tus fuerzas. en el nombre de Jesús. Amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.