Tu Tiempo con el Número Uno. 26 Marzo, Limpiándome de la amargura

Hebreos 12:15 NVI

Asegúrense de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz amarga brote y cause dificultades y corrompa a muchos;

Cuando nos pasan chascos en la vida y situaciones desafortunadas, no se por qué se vuelve tan dificilísimo olvidar, desprendernos y pasar la pagina del dolor…y la verdad es que el dolor se siente mas fuerte, cuando proviene del lugar que mas amamos y esas son las personas de la casa, los papás, los tíos, los abuelos, los hermanos, los hijos, etc…

De todas maneras también es muy difícil entender y decir que la vida la vamos a vivir sin problemas y dificultades, pero como lo dice esta palabra debemos asegurarnos de que ninguna raiz de amargura brote entre nosotros y la amargura es ese dolor que nos guardamos porque quisiéramos que alguien hiciera justicia y que esa persona pagara por lo hecho, pero finalmente nos damos cuenta de que esa justicia solo en las manos De Dios va a ser una realidad..

Hoy podemos descansar en que solo Dios nos hace justicia, solo Él nos defiende, nos limpia, nos sana y nos da renuevo en medio de la amargura que podamos sentir, pues ésta amargura solo nos destruye, nos causa dificultades y nos daña.

Hoy es un día especial para sacarnos y limpiarnos de esa amargura y para que definitivamente se la entreguemos a Dios en oración.

Vamos a orar.

Señor decido entregarte mi amargura por lo que me hicieron, por lo que me dijeron, por lo que dejaron de hacer, te entrego esta amargura que duele y que me produce tristeza, dolor, daño y me hace sentir con tanta debilidad…descanso en ti y en tu amor, en tu ternura Señor, en tu sonrisa y en tu manera incomparable de amar…se que me amas que eres justo, que me perdonas y que me limpias, para hacerme mejor persona y el ser maravilloso que tu creaste desde la eternidad. oro a ti, con fe, en el nombre de Jesús, amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.