Tu Tiempo con el Número Uno. 24 Marzo, Las Cosas por Limpiar…

Isaías 59:3 NVI

Ustedes tienen las manos manchadas de sangre y los dedos manchados de iniquidad. Sus labios dicen mentiras; su lengua murmura maldades.

Todos nosotros hemos vivido la experiencia en la casa de los dias de aseo, y de limpieza, en esos donde las mamás, o las esposas, con mucha intensidad les da por lavar las paredes, los muebles, las alacenas de la cocina, los baños, los cajones y de manera minuciosa todas aquellas cosas que las demás personas decimos,…pero eso esta limpio, que hay que hacer con eso….

Y así como las mamas y las esposas ven mugre donde nosotros no lo vemos…Dios también nos ayuda a ver esas cosas que tenemos pendientes por limpiar….en este verso en especial la palabra nos dice que las manos están manchadas de sangre y los dedos de iniquidad y a decir verdad, las manos de nuestro país si que están manchadas de sangre y de iniquidad y es aquí donde comenzamos una ruta de limpieza que va de lo general a lo particular, del país, a nuestras familias y de nuestras familias a nuestra propia vida..

Continua diciendo este verso que los labios dicen mentiras y que la lengua murmura maldades y nos damos cuenta que cuando se trata de limpiar, nuestra boca y nuestra lengua, ella es la primera que nos pide a gritos que la lavemos y la limpiemos de tantas mentiras, de tanta murmuración, chismes, calumnias, criticas, insultos, palabras ociosas insatisfacción y demás.

Hoy es un buen día para limpiar las cosas que decimos y todo lo que a través de la lengua hemos hecho…

Vamos a orar.

Señor, hoy te pido perdón por mi país, por toda la sangre derramada, por tanta injusticia y ambición, te pido perdón por la guerra, las emboscadas, los asesinatos, las masacres y las vidas de tantas personas inocentes que han sido víctimas en nuestro país….te pido perdón porque reconozco que las guerras y los conflictos se inician con las cosas que decimos de los demás, por las acusaciones, los chismes, las calumnias y las quejas que salen de nuestra boca…ayúdame a limpiar las cosas que yo hablo, no me permitas hablar mal de nadie, criticar, murmurar y menospreciar a las personas que me rodean…trae a mi vida palabras de amor, de perdón, palabras bonitas que digan lo bueno y rechacen lo malo..y todo esto te lo pido, en el nombre de Jesús. Amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.