Tu Tiempo con el Número Uno…Mi Esperanza….10 Diciembre

Cuando se trata de buscar descanso, creo que la mayoría de nosotros lo podemos encontrar finalmente en Dios, pues para el alma y sus aflicciones y para el corazón y sus contradicciones, el mejor remedio siempre será reposar en el único que puede entender las profundidades de nuestro entendimiento y de nuestros deseos.

Sólo en Dios halla descanso mi *alma; de él viene mi *salvación. [2] Sólo él es mi *roca y mi salvación; él es mi protector. ¡Jamás habré de caer! [5] Sólo en Dios halla descanso mi alma; de él viene mi esperanza. Salmos 62:1-2,5 NVI

El es nuestra roca, nuestra salvación, nuestro mayor y mejor escondite, nuestro refugio, nuestro protector, quien nos libra de caer, y cuando lo hacemos, es quien nos levanta y nos cura los raspones que la vida nos pueda provocar y hacer,…de Él viene mi esperanza, el es mi roca y mi salvación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.