Tu Tiempo con el Número Uno…Lavar y Limpiar….4 Diciembre

Cuando se trata de predicar el evangelio, muchos pueden decir de esas personas que lo hacen, que realmente no son lo suficientemente buenas o perfectas para hacerlo y visto de esta manera, entonces tendríamos que decir que ninguno de nosotros ha sido aprobado para hacerlo y para predicar acerca del evangelio del arrepentimiento y del perdón…..Así se presentó Juan, bautizando en el desierto y predicando el bautismo de *arrepentimiento para el perdón de pecados. Marcos 1:4 NVI

Afortunadamente la biblia misma nos deja ver respuestas claras en relación con este gran dilema y por eso el apóstol Pablo, en varias de sus consideraciones expresa claramente que cuando predica no lo hace de si mismo, con esfuerzos de sabiduría humana, sino del evangelio de Cristo al cual sirve, pues cuando lo predica el primer beneficiado de hacerlo, de experimentarlo y de vivirlo es el mismo,….Pues Cristo no me envió a bautizar sino a predicar el *evangelio, y eso sin discursos de sabiduría humana, para que la cruz de Cristo no perdiera su eficacia. 1 Corintios 1:17 NVI

Si,…se trata de Jesús,….de la cruz,…. y no de mi mismo, pues si habláramos de nosotros, no tendríamos mas que compartir que no fueran nuestras debilidades, luchas, inconformidades y todas aquellas cosas de nuestro ser, que solo Dios, con la predicación de su palabra puede lavar, limpiar y sanar….. Así que si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres. Juan 8:36 NVI… Su palabra nos lava, nos limpia, nos reconforta, nos lleva a un lugar feliz y nos permite verlo de nuevo, lleno de amor cuando nos mira,… y con incomparable ternura vuelve a perdonarnos, a levantarnos y a enamorarnos otra vez de su palabra en donde podemos lavar cada día nuestra humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.