Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno. Ignorantes…. 25 Marzo

Como se nos llena la boca de argumentos cuando nos preguntan si creemos en Dios,… son tantas la vueltas que le damos al asunto, que muchos de nosotros comenzamos a titubear,… y a decir ehhh,… ehhh,… primera confirmación de que en realidad no lo tenemos claro aun,… y entonces seguimos con mas argumentos sin mayor sustento como,… Dios es amor,… yo no creo en un Dios tirano,… y de nuevo aparecen los ehhh,…ehhh,… que nos confirman a viva voz que realmente no hemos buscado las respuestas que necesitamos para respondernos a nosotros mismos en que creemos.

Entendemos entonces que la verdad no esta condicionada a la percepción humana, pues no podemos crear la verdad, ni podemos destruirla, simplemente podemos escoger creer la verdad,… y entonces viene de nuevo el ehhh,… ehhh,… y en ese montón de argumentos que realmente no tienen mas que dudas y dudas, aparecen las teorías de la coherencia que busca explicaciones que se basan solo en lo que es lógico,… la teoría pragmática que nos dice que si funciona algo entonces es así,.. filosofías populares por montón,… el posmodernismo que nos dice que la verdad es relativa, y entonces cada cual escoge lo que mejor se le acomode,… la nueva era que nos dice que nosotros mismos somos dios,.. y en ese mar de especulaciones y de posturas, volvemos de nuevo y nos quedamos en el ehhh,…ehhh,…pues,….y entonces la verdad se nos vuelve ese no se que, no se donde, que hoy mismo nos pregunta a nosotros mismos,….¿En qué Crees,… Crees en Dios?

Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. [6] Reconócelo en todos tus *caminos, y él allanará tus sendas. [7] No seas sabio en tu propia opinión; más bien, teme al Señor y huye del mal. [8] Esto infundirá salud a tu cuerpo y fortalecerá tu ser. Proverbios 3:5-8 NVI,… como siempre,… la palabra nos presenta de nuevo una respuesta que nos conduce a la fuente de todas las explicaciones, y nos permite mirar nuestra sobradez que a veces hace tanto estorbo y nos lleva a decir de nuevo ese,…ehhh,…ehhh,… Dios nos muestra que no debemos hacer alarde de nuestra propia fuerza o de nuestra propia inteligencia,… y nos lleva a la fuente de la sabiduría y de todo lo que podemos tener y experimentar.

Ya no mas argumentos humanos para entender lo que solamente es divino,.. Le pido a Dios que quite tanta arrogancia de nuestra boca, de nuestra mirada, de nuestro corazón, y nos permita mirarlo a Él, rendirnos a Él y Creer en Él, sin arriesgarnos a morir en el titubear y en el mar de nuestra gran ignorancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.