Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno. Palabra Macerada…. 19 Febrero

Sembrar la palabra de Dios y aprender de ella es la única manera de comprometernos con Dios y de conseguir tener un corazón solo para Cristo. Sin el conocimiento de su palabra no hay entendimiento y sin entendimiento no hay consciencia, y sin conciencia de su palabra no podrá haber experiencia. en fin, que conozcan ese amor que sobrepasa nuestro conocimiento, para que sean llenos de la plenitud de Dios. Efesios 3:19 NVI. Lo conocemos a través de su palabra y entendemos quién Es a través de lo que las escrituras dicen. «Ustedes son mis testigos —afirma el Señor—, son mis siervos escogidos, para que me conozcan y crean en mí, y entiendan que yo soy. Antes de mí no hubo ningún otro dios, ni habrá ninguno después de mí. Isaías 43:10 NVI

Esto nos lleva a tener una consciencia de su poder, de su gracia, de su sacrificio, y de su gran amor. Lo he perdido todo a fin de conocer a Cristo, experimentar el poder que se manifestó en su resurrección, participar en sus sufrimientos y llegar a ser semejante a él en su muerte. Filipenses 3:10 NVI Y esa consciencia nos permite experimentarlo en la cotidianidad,… en nuestro cuerpo, en nuestras relaciones y lo que somos y hacemos. He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí. Gálatas 2:20 NVI 

Logramos pues Transformar nuestra mente y en esa consciencia de Dios, entender que Ya se acerca el fin de todas las cosas. Así que, para orar bien, manténganse sobrios y con la mente despejada. 1 Pedro 4:7 NVI reconocer que somos su hechura, que todo lo que tenemos viene de Él y que todo lo podemos hacer proviene de Él. Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica. Efesios 2:10 NVI  Somos lo que somos por la gracia de Dios. Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, 1 Corintios 15:10 RV60

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *