Devocional. Tu tiempo con el Numero Uno. Luz.. 27 Enero

Cada vez que nos llenamos de preocupación, de duda, y desesperanza, todo a nuestro alrededor parece debilitarse,… mostrarse oscuro,…. sin salidas,…y todo ello es porque cuando la luz deja de verse claramente y deja de iluminar toda la casa,…..nos podemos tropezar con las cosas y así como tropezamos con las cosas,…. nuestro carácter tropieza,…. nuestro semblante tropieza y sobreviene entonces la tristeza y el desdén. 

A veces es recurrente escuchar de las personas a nuestro alrededor, frases como,… me siento cansado,… estoy bajo de nota,… me siento embotado,…. preocupado,…como triste,…..sin saber que hacer,….pero no hacemos conciencia de qué es lo que nos está pasando en realidad,…y lo dejamos simplemente pasar,…lo dejamos habitar en nuestra mente,…en nuestro corazón, …y permitimos que esa sensación o ese sentimiento, quebrante nuestra voluntad al punto de no querer hacer nada.

Lo especial del asunto es que aun en esas circunstancias,… Dios,.. el mismo que nos da la vida y el palpitar del corazón,… se revela para cubrir nuestras oscuridades y  se hace luz en medio de ellas,…pues Él es la luz del mundo,….es el que enciende la luz en nuestra vida cada vez que nos regala un nuevo amanecer, una nueva oportunidad de vivir, ….es el que de manera incondicional nos hace ver que está a nuestro lado para darnos aliento y vida, renuevo y restauración,..Él revive lo que se ha muerto, levanta al caído,….es lámpara a nuestros pies, y esperanza.   

Si hoy existe por alguna razón, un área en nuestra vida que podamos ver que se ha vuelto oscuridad en vez de luz,…que nos debilite en ves de alentarnos,…podemos permitir que Jesus se dirija de nuevo a nosotros y nos diga con voz resonante, ……—Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12 NVI

Esa es la voz de nuestro redentor, que nos consuela en medio del dolor,…que nos da fuerzas en medio de nuestra debilidad y que nos habla cada vez que necesitamos el mejor consejo,…el de un papá,…tierno, delicado,….comprensivo,….feliz,….lleno de gracia y amor. 

Deja que Dios reine y sea la luz y guía allí donde quieres reinar tú mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *