Tu Tiempo con el Número Uno. 8 Septiembre ðŸ«€ Entre la espada y la Pared

2 Samuel 24:14 NVI

—¡Estoy entre la espada y la pared! —respondió David—. Pero es mejor que caigamos en las manos del Señor, porque su amor es grande, y no que yo caiga en las manos de los *hombres.

David como un hombre muy sabio, reconoció ante Gad, que era mejor caer en manos del Señor que en manos de los hombres, pues el amor De Dios es grande y lleno de misericordia….en cambio el amor de los hombres, como todos los sabemos, puede llegar a ser en muchos casos imperfecto, duro, mordaz, implacable y demoledor…

David estaba entre la espada y la pared en medio de la decisión que tenia que tomar, pero como hombre De Dios, supo rápidamente resolver la ecuación de su dilema y con claridad pensó…es mucho mejor esperar en lo que Dios va a hacer, pues Dios siempre va a tener compasión de nosotros, por eso este verso nos anima a tener fe en que Dios esta obrando su perfecta voluntad en medio de nuestras situaciones….y de pronto nos esta enseñando a despojarnos de los apegos, de las cosas materiales que tanto daño nos hacen, de humillar, controlar y considerar que somos como pequeños dioses en medio de la vida de las personas que nos rodean y por fin considerar y entender que el Unico, el dueño, el que todo lo hace y el que todo lo puede, es solamente Dios y a El debemos entregarle todo lo que somos, pensamos, sentimos, decimos y hacemos.

vamos a orar…

Ohhh mi Dios, que dicha saber que mi vida esta en tus manos y no en las manos de las personas que me rodean….gracias por tu fidelidad porque hasta aqui me has traído y me has sustentado….solo quiero estar lleno de ti, hablar de ti, respirar a ti y permanecer seguro a tu lado…pues en manos de mi propia humanidad o de las personas que me rodean, nada puedo hacer…. lléname de ti…te necesito…ven Ami vida y enseñame a permanecer tranquilo, firme y estable a tu lado…. en el nombre de Jesus te lo pido…amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.