Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno…Quien te Rodea… 24 Agosto

Las personas que están a nuestro alrededor, amigos, familiares, hijos, conocidos, ¿nos acercan a Dios? O mas bien ¿se burlan de nuestra fe?,.. ¿de nuestra relación con Dios?,… Si,…. posiblemente en las relaciones que tenemos con las personas que amamos, no a todos les parece que busquemos a Dios,… aunque lo cierto es que si consideramos una verdadera amistad, o un verdadero amor, ninguno de los dos nos diría que nos apartemos de Dios, sino que al contrario se alegraría con nosotros de que ya no estemos en parrandas, desorden sexual, inmoralidad, pobreza, con personas que posiblemente no sean una buena influencia para nosotros, con tristeza, depresión, ansiedad, egoísmo, amargura o resentimiento….No…..mas bien todos ellos se alegrarían de ver que estamos buscando en el Creador del cielo y de la tierra, lo que realmente necesitamos…..*Dichoso el *hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los *blasfemos, [2] sino que en la *ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella. Salmos 1:1-2 NVI

Pero entonces dirán que exageramos con el tiempo que le dedicamos a Dios, y yo me pregunto si esta misma amonestación, la hacían cuando nos dedicábamos mas a la infidelidad, al licor, a las charlas interminables llenas de doble sentido, y a todo aquello que nos hacia tanto daño y solo provocaba tristeza y desolación…. [4] En cambio, los malvados son como paja arrastrada por el viento. [5] Por eso no se sostendrán los malvados en el juicio, ni los pecadores en la asamblea de los justos. [6] Porque el Señor cuida el *camino de los justos, mas la senda de los malos lleva a la perdición.   Salmos 1:4-6 NVI

Si,… parece paradójico, pero lo mejor es que te quedes todo el tiempo con aquel que te ha dado la vida y en quien solo encontrarás el mejor consejo para vivir, pues solo te llenará de vida y siempre te apartará de la muerte….[3] Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera! Salmos 1:3 NVI

Una respuesta a Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno…Quien te Rodea… 24 Agosto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.