Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno…Algo Verdadero… 20 Agosto

Una de las cosas que le pido a Dios cada día, es que cuando vea mi vida, vea algo verdadero,.. un verdadero amor, una verdadera dicha, un verdadero interés por los demás, una verdadera paz, alejada de tanta comparación, de tanta envidia enmascarada de querer defender lo propio o nuestro lugar, aun sabiendo que nada nos pertenece y que todo es de Dios;…. una vida llena de verdad en las cosas que digo y las que pienso, que refleje un verdadero contentamiento, una verdadera sonrisa y un corazón agradecido, sin quejas, sin nuevas necesidades que en vez de aliviar la carga de quienes están a nuestro alrededor, imponen nuestra voluntad….. El rey se complace en los labios honestos; aprecia a quien habla con la verdad. Proverbios 16:13 NVI

Que bueno que pudiéramos corresponder al amor que Dios nos da, de la misma manera como Él lo hace, amarlo completamente, sin la pereza que nos da pasar tiempo con ÉL, tiempo que es el único que nos ayuda a vivir una vida conforme El la ha diseñado para nosotros, ocuparnos de lo suyo y no de lo nuestro, hacer lo verdaderamente importante, lo que perdure, lo que nos pueda alimentar y ayudar a crecer en su voluntad…. Él cubre de nubes el cielo, envía la lluvia sobre la tierra y hace crecer la hierba en los montes. Salmos 147:8 NVI

Frente a todo esto, Dios nos ha dado como don el discernimiento, que nos permite entender lo que pasa a nuestro alrededor, e identificar fácilmente la mentira en todo aquello que se quiere mostrar como verdadero, pero que en realidad no lo es; aun más, nos ha dado el Espíritu Santo quien solito, se encarga de descubrir la desnudez  que padecemos, lo que en nosotros mismos aun es mentira y así buscar la manera de purificar la verdad en nuestro corazón y en nuestro entendimiento para que la hallemos y la vivamos…..«Ustedes son mis testigos —afirma el Señor—, son mis siervos escogidos, para que me conozcan y crean en mí, y entiendan que yo soy. Antes de mí no hubo ningún otro dios, ni habrá ninguno después de mí. [11] Yo, yo soy el Señor, fuera de mí no hay ningún otro salvador. Isaías 43:10-11 NVI

Que bueno sería hacer un compromiso con la verdad, pero no en nuestras fuerzas otra vez porque seguramente volveremos a caer, sino en las fuerzas del Señor, en su palabra, en la oración, en la alabanza y en la presencia de su Santo Espíritu, para finalmente no volver atrás…. Así que el ángel me dijo: «Ésta es la palabra del Señor para Zorobabel: » “No será por la fuerza ni por ningún poder, sino por mi Espíritu —dice el Señor *Todopoderoso—. Zacarías 4:6 NVI

Una respuesta a Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno…Algo Verdadero… 20 Agosto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *