Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno…Una Palabra tuya Bastará para Sanarme… 16 Agosto

La historia cuenta en Mateo 8:5-8,10,13 NVI, que……. un hombre Al entrar Jesús en Capernaúm, se le acercó pidiendo ayuda. y ante la determinación de Jesús de sanarlo, el hombre le respondió, [8] —Señor, no merezco que entres bajo mi techo. Pero basta con que digas una sola palabra, y mi siervo quedará sano…. Así mismo, la biblia dice en Hebreos 4:12-13 NVI que la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón. [13] Ninguna cosa creada escapa a la vista de Dios. Todo está al descubierto, expuesto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas…….. 

Es así como de pronto en la vida…… una sola palabra…. nos cambia…… Una sola palabra nos deja ver más allá de nuestras narices y nos lleva por fin al arrepentimiento….. Una palabra nos lleva a descubrir el amor supremo que salva, que perdona y que da felicidad verdadera…….es ahí, justo en se momento cuando podemos decir….. Señor…..Una sola palabra tuya bastará para sanarme… y entonces, buscas en su palabra y te darás cuenta de que una palabra te anima en medio de la tristeza,… que una palabra te da ideas en medio de las situaciones difíciles,… te da nuevas fuerzas aun cuando consideras que ya no hay nada que hacer y te renueva y perdona, justo cuando consideras que eres el mas vil de los pecadores.

De eso se trata,… de reconocer que una sola palabra suya bastará para sanarnos, para levantarnos y para renovar nuestras fuerzas, pues el enemigo tratará de decirte que no eres digno, que eres muy malo, que tienes mucha culpa y mucho pecado y que no escuches,… pero Dios una vez mas te dirá,… te perdono, acepto tus lagrimas de arrepentimiento, ven de nuevo a casa, te estaba esperando, eres mi hijo amado, el que no he dejado de cuidar, de llamar y de entregarle lo mejor…..Porque este hijo mío estaba muerto, pero ahora ha vuelto a la vida; se había perdido, pero ya lo hemos encontrado.” Así que empezaron a hacer fiesta. Lucas 15:24 NVI

Una respuesta a Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno…Una Palabra tuya Bastará para Sanarme… 16 Agosto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *