Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno….Y si Leyeras lo que Sigue… 13 Agosto

Posiblemente en medio del devenir de los días y las noches, puedan venir aflicciones que nos hagan sentir como lo dice la palabra errantes y afligidos o quizás, nos hagan sentir que es un trago demasiado amargo por el que pasamos y eso nos lleve a la tristeza….Si…esas cosas nos pueden llegar de improviso y en ese preciso instante es cuando debemos procurar fijar nuestra mirada en Jesus, quien es el único que nos puede responder, dar aliento y ayudarnos a entender lo que sucede, para encontrar la tan anhelada calma que necesitamos….Recuerda que ando errante y afligido, que me embargan la hiel y la amargura. [20] Siempre tengo esto presente, y por eso me deprimo. [21] Pero algo más me viene a la memoria, lo cual me llena de esperanza: [22] El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasión jamás se agota. Lamentaciones 3:19-22 NVI

Si,…aun en medio de la más densa tormenta debemos tener presente y mantener en la memoria que el gran amor del Señor nunca se acaba y su compasión jamas se agota, pues de eso se trata su incomparable fidelidad, su maravillosa gracia,…esa gracia que nos limpia cuando mas sucios podemos estar, que nos perdona cuando mas lo necesitamos y que nos saca del lugar profundo con su mano poderosa……[23] Cada mañana se renuevan sus bondades; ¡muy grande es su fidelidad! [24] Por tanto, digo: «El Señor es todo lo que tengo. ¡En él esperaré!» Lamentaciones 3:23 NVI

Solo necesitamos una vez mas confiar, creer y mantener firme la esperanza en lo que Dios está haciendo por nosotros….buscarlo aunque consideremos que lo hacemos a tientas y como ciegos que no pueden ver, pues solo Él puede venir en nuestro auxilio y solo Él puede darle fin a toda dificultad…….[25] Bueno es el Señor con quienes en él confían, con todos los que lo buscan. [26] Bueno es esperar calladamente a que el Señor venga a *salvarnos. Lamentaciones 3: 25-26 NVI

Y si leyeras lo que sigue de esta palabra ahora,…si te arrodillaras delante de tu Señor y confiaras en que de seguro te hablará,.. no dudarías en correr presuroso ante tu Dios y quedarte allí…. para reír o llorar juntos…. o para quedar enamorados de tanto amor que brota de su presencia…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.