Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno….Recomendad@?… 6 Agosto

Conocemos muchas personas que diariamente se andan recomendando a si mismas, o en su defecto, personas que andan buscando siempre cartas de recomendación…. y en el peor de los casos, desafortunadamente por los tiempos que vivimos, muchas personas exigen cartas de recomendación para poder dar un empleo o confiarse de alguien para que haga una tarea o un trabajo… ¿Acaso comenzamos otra vez a recomendarnos a nosotros mismos? ¿O acaso tenemos que presentarles o pedirles a ustedes cartas de recomendación, como hacen algunos? 2 Corintios 3:1 NVI

Los primeros pasan por presumidos al andar recomendandose a si mismos, los segundos pasan por inseguros, pues aun no han tenido la posibilidad de darse a conocer y los terceros están en el limite de la desconfianza cuando requieren mas de una carta de presentación para contratar a alguien que posiblemente apenas comience su experiencia laboral.

En la biblia se nos habla de nuestra identidad propia como hijos de Dios, de aquella que recibimos una vez reconocemos que todo lo que tenemos proviene de El y que todo lo que podemos hacer es por su gracia,… Sí…. Dios hace de nosotros mismos, cuando vivimos según sus mandatos, una carta de presentación, que no necesita de personas que nos puedan recomendar, ni que nos recomendemos a nosotros mismos, pues es el testimonio que demos y la persona que seamos, nuestra mejor carta de presentación…. Ustedes mismos son nuestra carta, escrita en nuestro corazón, conocida y leída por todos. [3] Es evidente que ustedes son una carta de Cristo, expedida por nosotros, escrita no con tinta sino con el Espíritu del Dios viviente; no en tablas de piedra sino en tablas de carne, en los corazones. 2 Corintios 3:2-3 NVI

Si… de eso se trata porque…Ésta es la confianza que delante de Dios tenemos por medio de Cristo. [5] No es que nos consideremos competentes en nosotros mismos. Nuestra capacidad viene de Dios. [6] Él nos ha capacitado para ser servidores de un nuevo pacto, no el de la letra sino el del Espíritu; porque la letra mata, pero el Espíritu da vida. 2 Corintios 3:4-6 NVI

Una respuesta a Devocional. Tu Tiempo con el Número Uno….Recomendad@?… 6 Agosto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.