Mi papá….

A veces encontramos mucho estorbo al andar por fe en nuestro padre Dios, debido a las mentiras que hemos creído en cuanto a lo que Él es. De pronto por la relación con nuestro papa de sangre acá en la tierra, pensamos que de la misma manera es la esencia de nuestro padre celestial…….Romanos 8:15-16 NVI Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: «¡*Abba! ¡Padre!» [16] El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *