Tu Tiempo con el Número Uno. 16 Agosto ðŸª Lo que sucede en la Medula.

Hebreos 4:12 NVI

Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón.

Cuando necesitamos buscar la aprobación de alguien para tomar decisiones y como que buscamos al contarle a los demás lo que vamos a hacer, un poco de tranquilidad y de pronto una respuesta que nos lleve a tener como mas tranquilo el corazón a la hora de tomar una decisión, siempre vamos a correr el riesgo de que al buscar la aprobación de la gente normal, que pueden ser nuestros hermanos, amigos, mamás y demás personas de la familia, seguramente ellos nos van a contestar mas o menos lo que queremos escuchar y como que por eso buscamos preguntarles como les parece y que opinan de lo que estamos pensando, pues a la alarga sabemos que lo mas seguro es que su respuesta este cargada a nuestro favor y posiblemente llena de un poco de alcahuetería…

Cosa contraria pasa si le consultamos directamente a Dios, pues sabemos que El en su palabra no se va a poner con rodeos de ninguna clase y directamente nos permitirá ver una respuesta clara y concreta, que cuide nuestro corazón, pero al mismo tiempo la integridad de nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestro espíritu, pues El es el único que lo sabe todo y que definitivamente sabe lo que sera de nosotros en unos años mas..

A la larga, es mejor y desde luego completamente seguro, preguntarle a Dios y esperar ese no que no queremos, que preguntarle a las personas que amamos y recibir esa aprobación o ese si, que mas adelante nos dejara ver las consecuencias del camino errado..

Vamo a orar..

Señor, gracias por tu amor y fidelidad, yo se que tu lo sabes todo de mi y conoces que siento miedo, inseguridad y mucha incertidumbre con las decisiones que debo tomar….ayúdame a encontrar una respuesta en ti, en tu palabra, sin mediadores ni consejos polarizados, y solo en tu presencia…ayúdame a volver a ti y a encontrar la claridad que solo tu me puedes dar en medio de lo que estoy viviendo en mi vida…te necesito Dios…no me permitas actuar ni tomar decisiones sin que tu me lo hayas confirmado en oración y con tu palabra lo que debo hacer….agradecido oro a ti, en el nombre de Jesus. Amen.

2 respuestas a Tu Tiempo con el Número Uno. 16 Agosto ðŸª Lo que sucede en la Medula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.