Tu Tiempo con el Número Uno. 8 Agosto 🪁. Que Tengo que Hacer para Conquistarte…

Jueces 16:15 – BLA Entonces ella le dijo: ¿Cómo puedes decir: «Te quiero», cuando tu corazón no está conmigo? Me has engañado estas tres veces y no me has declarado dónde reside tu gran fuerza.

Si nos ponemos a hacer balances de lo que Dios ha hecho en nuestras vidas, encontraremos que siempre nos ha dado mas de lo que merecemos y de lo que podemos imaginar….nos dio la salud y nosotros hemos buscado la enfermedad con los malos hábitos y las maneras como le pedimos al cuerpo mas de lo que puede soportar….nos dio la familia y constantemente estamos peleando, aislados, egoístas, malhumorados, con queja y pensando que Dios se equivocó al ponernos en la familia que nos toco…nos dio talentos y no dejamos de compararnos con los demás, pensando que lo que ellos hacen, es mejor que lo que nosotros podemos hacer y asi con cada detalle de lo que vivimos, podemos ver que en lo mucho que Dios nos ha dado, andamos buscando lo que nos falta en ves de valorar completamente lo que tenemos…

nuestras debilidades, como en este caso la de Sansón por las mujeres, nos pueden llevar a situaciones limite, donde

nos enfrentemos a perder la cabeza y la vista en el momento de tomar desiciones y a cegarnos por completo, lo cual siempre impedirá que miremos a Dios.

aun así, Dios no hace mas que amarnos y darnos nuevas oportunidades, buscando las maneras de conquistarnos en medio del vacío lleno de vacío que nos ofrece el mundo y todo lo que nos rodea..

como lo dice el Salmos 139:7-12 NVI

¿A dónde podría alejarme de tu Espíritu? ¿A dónde podría huir de tu presencia? [8] Si subiera al cielo, allí estás tú; si tendiera mi lecho en el fondo del *abismo, también estás allí. [9] Si me elevara sobre las alas del alba, o me estableciera en los extremos del mar, [10] aun allí tu mano me guiaría, ¡me sostendría tu mano derecha! [11] Y si dijera: «Que me oculten las tinieblas; que la luz se haga noche en torno mío», [12] ni las tinieblas serían oscuras para ti, y aun la noche sería clara como el día. ¡Lo mismo son para ti las tinieblas que la luz!

Vamos a orar.

Gracias Señor por cuidarme, y por insistir en perdonarme y en conquistar mi corazón, perdona mi terquedad, mi egoísmo y mi falta de perdón, misericordia, amabilidad y amor….ayudame a salir de mi egoísmo, y de mi propio yo, para que pueda verte y quedarme contigo consciente de ti. en el nombre de Jesus, Amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.