Tu Tiempo con el Número Uno. 2 Agosto 🪁. Con el Agua al Cuello.

Génesis 8:1 NVI

Dios se acordó entonces de Noé y de todos los animales salvajes y domésticos que estaban con él en el arca. Hizo que soplara un fuerte viento sobre la tierra, y las aguas comenzaron a bajar.

Es muy popular escuchar decir a la gente….hummm, estoy con el agua al cuello, mejor dicho, lleno de problemas, perdido, como sintiendo que no hay futuro, y como los animales de Noe, en su barca, pensando que dentro de ese lugar se iban a quedar para toda la vida y es que la verdad a veces sentimos como que estamos estancados, en el mismo lugar… sin tomar las decisiones que necesitamos tomar para cambiar nuestra vida y por fin empezar a vivirla de manera autónoma e independiente…

Estas situaciones, nos van volviendo dependientes, inseguros, tristes, perezosos, de pronto malhumorados y en el peor de los casos nos van dejando rezagados en todo sentido…

Pero esta palabra nos muestra que después de mucho tiempo de cautiverio y de resguardo de los animalitos y todas las especies en la barca de Noe, Dios se acordó de ellos, e hizo que soplara un fuerte viento sobre la tierra y las aguas comenzaron a bajar….

hoy Dios te da la oportunidad de que un fuerte viento comience a soplar sobre tu vida y tu puedas tomar por fin las decisiones que tanto haz aplazado…y en la medida en que lo hagas, te podrás dar cuenta que cuando el viento De Dios sopla, las aguas comienzan a bajar, y ahi no te sentirás ahogado, ni perdido, sino que levantarás las velas de tu propia barca y por fin podrás ser guiado por el Espiritu Santo De Dios al lugar que estaba destinado para ti desde la eternidad… la libertad pura, la vida en abundancia y la dicha de hacer una vida propia guiada por Dios..feliz, tranquila y segura…

Vamos a orar.

Gracias Señor por tu gran fidelidad, por mostrarme que debo tomar decisiones en el aqui y en el ahora, para despegar a tu lado y hacer una vida juntos, sin frustraciones, sin apegos, sin culpas y mas bien tomado de tu mano que me da la seguridad que necesito y me quita todas las cargas que tengo y que nunca debi de cargar…gracias por la libertad que puedo experimentar en ti y en tu palabra y por la guía de tu santo espíritu para vivir….te pido que me des las fuerzas y la determinación que necesito para hacer el plan que tu planeaste para mi desde la eternidad, en el nombre de Jesus, amen .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.